De conversiones y criminales

Con demasiada frecuencia escuchamos de casos de conversiones religiosas en individuos cuya elección de vida los llevó a la cárcel.

En última instancia, el condenado confiesa haber "descubierto la senda", por tanto el comportamiento que en el pasado le llevó a cometer un crimen, ahora ha cambiado hacia un ejemplo de vivencia. Estas sospechosas manifestaciones espirituales no esperan sino un resultado: sugerir que la persona arrepentida superó la crisis.

Sin embargo, nada de ello prueba que la persona no volverá a cometer el mismo acto.

Mario Lara
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @mlarapty
Instagram: mariolarapma

 

  • Visto: 80