¿Médico o administrador en la dirección de la CSS?

  • Jorge Luis Prosperi
Jorge Luis Prosperi |

Entre los panameños hay consenso sobre las cualidades éticas y morales del nuevo director de la Caja de Seguro Social (CSS) y sobre la necesidad de transparencia en su selección sin que medie clientelismo alguno. Pero, ¿cuál es la mejor profesión para este fin?

Quienes opinan que debe ser un médico, destacan que el programa de mayor cobertura poblacional (la cara institucional), es el de enfermedad y maternidad.

Por tanto, es el que más les preocupa a los asegurados en este momento; quienes claman porque los atiendan de forma oportuna, con calidad y calidez, que lo ayuden a prevenir enfermedades, y que lo sanen cuando están enfermos, proporcionándoles los medicamentos que necesitan y el tratamiento que requieran.

Afirman que el médico conoce mejor que nadie, institución y las necesidades de los asegurados. Además, no solo saben curar enfermedades, pues muchos son abogados, o especialistas en economía de la salud, e en gerencia de sistemas y servicios de salud.  

Por otro lado, quienes defienden la tesis de un administrador para la dirección de la CSS, subrayan que los problemas administrativos de la institución, en especial la profunda crisis que afecta al programa de invalidez, vejez y muerte (nuestras pensiones), requieren de un especialista en estos menesteres, preferiblemente con formación y experiencia en las ciencias actuariales, como si se tratara de una gran empresa privada.

Aunque me decanto por la primera opción, lo más importante debe ser la probidad demostrada, el liderazgo, y la visión estratégica para conformar equipos de trabajo altamente efectivos y gestionar con éxito los programas institucionales, teniendo como norte permanente las necesidades de la población ahora, y en el mediano y largo plazo. 

* El autor es médico. 

Jorge Luis Prosperi Ramírez 
[email protected]