Carlos Aguilar y sus retos

  • Ricardo Ríos
Ricardo Arturo Ríos |

Sé de Carlos  [Aguilar, ministro de Cultura de Panamá] por su ejecutoria, es un hombre con sentido común y sobre todo de una praxis impresionante.

El Teatro Nacional pronto se reabre, le recomiendo a Carlos que lo ponga en manos de un Patronato o Fundación como el conjunto monumental de Panamá Viejo o la Biblioteca Nacional, entidades públicas, como el Instituto Gorgas o el laboratorio científico de la Isla de Barro Colorado, ajenas al clientelismo electoral, allí profesionales responsables y una administración eficaz hacen de esas instituciones el orgullo nacional; como lo es también la Autoridad del Canal.

Los conjuntos monumentales de Sitio Conte en el Caño, el Castillo de San Lorenzo, la Aduana y fuertes de Portobelo; la universidad de los jesuitas, el Arco Chato y el glorioso Instituto Nacional, entre otros urgen de una atención especial. Ellos son patrimonio anímico e históricos de una nación aluvional como la panameña.

Recomiendo al inquieto Carlos que también sean dirigidos en patronatos o fundaciones por los Rotarios, Leones, empresas privadas y con profesionales honestos con capacidad ejecutiva. Panamá tiene muchos de ellos.

La reedición de obras de distinguidos autores nacionales como Alfredo Cantón, Joaquín Beleño, Ramón H. Jurado, Changmarín, Rogelio Sinán, entre muchos otros es imprescindible. La poesía de Amelia Denis de Icaza y Gaspar Octavio Hernández hacen posible la épica de la Soberanía.

Entre los premios Miró hay un ensayo de Patricia Pizzurno que lo publicó el INAC con muchos errores, es una obligación editarlo con la dignidad que merece. Carlos eres un quijote y tienes además el espíritu cidiano. No me defraudes tanto a mí como a Panamá.

* El autor es escritor. 

 

Ricardo Arturo RíosTorres
[email protected]