Catar apuesta a sembrar

AFP | Nezar Al Atawneh recoge orgulloso una calabaza en un campo en Catar, una novedad en este país desértico que desde que empezó el...
  • Catar apuesta a sembrar
AFP |
AFP | Nezar Al Atawneh recoge orgulloso una calabaza en un campo en Catar, una novedad en este país desértico que desde que empezó el conflicto diplomático con sus vecinos intenta ser autosuficiente para no tener que importar los alimentos.


Desde junio de 2017, Catar, que importaba la mayor parte de su comida, da prioridad a la producción local.


Los campos son una novedad en este pequeño país del Golfo, donde el paisaje está formado por las dunas del desierto, hay poca agua y en verano las temperaturas llegan a los 50 grados centígrados.


"Pesa al menos ocho kilos", dice mirando la calabaza, Atawneh, director de operaciones de la Qatarat Agricultural Development Company (QADCO), en medio de un campo en la ciudad de Al Daayen, a 40 kilómetros al sur de Doha, la capital de ese país.


En los centros educativos se compran esos productos nacionales.

para comerpara comer