La residencia del próximo administrador del Canal de Panamá