El primer pub 'seco' de Irlanda, tierra de cerveza y whisky

Las oficinas ya han cerrado en Dublín y en los bares las bebidas fluyen como de hábito, pero en el primer bar 'seco' de Irlanda los visitantes se olvidan de la cerveza o el whisky en beneficio de cócteles sin alcohol.


El pub The Virgin Mary -la "Virgen María", pero también el nombre de la versión sin alcohol del famoso cóctel Bloody Mary-, que abrió este mes, nada contra la corriente en una ciudad donde la vida nocturna se mueve a base de cerveza y bebidas más fuertes, para ofrecer una carta formada íntegramente por cócteles sin alcohol.



Apenas minutos después de la apertura de las puertas, el bar está totalmente colmado de gente, una tendencia que sugiere que la Irlanda famosa por sus aficionados a los tragos fuertes puede estar cambiando.



"Beber es parte de nuestra sociedad", dijo Vaughan Yates, de 51 años, uno de los fundadores del bar y veterano de la industria de bebidas.



"Sin embargo, si miras bien a los irlandeses verás que forman una nación muy progresista. Es una nación muy liberal, y todos están abiertos al cambio", apuntó.



En opinión de Yates, "hay un auténtico cambio cultural a nivel mundial en relación al alcohol, y nosotros estamos en la vanguardia de ello".



Oisin Davis, el otro cofundador del bar y quien trabaja con Yates en una empresa que hace mezcladoras de bebidas, dijo que percibió el aumento de las bebidas sin alcohol en los bares y decidió que había un nicho de mercado para un 'pub' enteramente de estas características.



- Una salida sobria -
Como muchos otros países, Irlanda es parte del furor generalizado por la vida saludable, impulsado por redes sociales como Instagram.



Decorados con arreglos florales y servidos en vasos y copas muy delicados, las bebidas de The Virgin Mary son fotogénicas e invitan a "compartirlas" en las redes sociales, sin pasar al día siguiente por el mal trago de una resaca.



"Pienso que hay este movimiento a favor del bienestar, y pienso que nuestros tragos lo reflejan", dijo Yates.



Recientemente, Dublín fue escenario de un festival completamente dedicado a lo saludable, en el que participaron profesores de yoga, maestros de meditación y nutricionistas, entre otros.



Los cambios en la dieta también son evidentes, al punto que opciones como la leche de avena o de coco y otras alternativas a la leche tradicional se tornaron la norma en las cafeterías.



La red de comidas sanas The Happy Pear, que promueve el consumo de más vegetales, es enormemente popular, y sus dueños, los hermanos Dave y Steve Flynn ilustran regularmente en las redes sociales sus sesiones matutinas de natación en el mar como parte de sus esfuerzos por cuidarse.



- Cultura "corrosiva" -
Sin embargo, y pese a todo, el consumo de alcohol en el país está en alza, según la organización Alcohol Action Ireland, que lucha contra el consumo excesivo.



Este aumento se refiere tanto al volumen de consumo por persona como al aumento de personas que beben. En la actualidad, ese universo incluye al 84% de la población, contra un 82% en 2010, dijo a AFP Sheila Gilheany, directora de Alcohol Action.



Ante este cuadro "la narrativa en las redes sociales" sobre la salud y la comida sana es "para hacernos sentir mejor y que digamos 'oh, bueno, todo está muy bien'", comentó Gilheany.



En un estudio realizado en 2014, el país apareció en segundo lugar entre los países en los que se dan más casos de personas que buscan embriagarse rápidamente, el fenómeno conocido en inglés como "binge drinking" -la clasificación estaba encabezada por Austria.



En octubre, el Parlamento aprobó una ley que obliga a añadir mensajes de advertencia en las etiquetas de las botelas de bebidas alcohólicas, para enfrentar lo que el ministro de Salud, Simon Harris, llamó la "cultura corrosiva" de la bebida.



- Inspiración -
En The Virgin Mary, las bebidas fueron diseñadas pensando en los tragos que se ofrecen habitualmente en los 750 'pubs' de Dublin.



Como en uno de esos pubs, el nuevo bar tiene un sistema de canillas para servir cerveza bajo presión, un elemento indispensable en estos lugares, pero en ese caso sirve un cremoso café helado.



Las enormes refrigeradoras del bar están repletas de bebidas sin alcohol y condimentos tales como diferentes tipos de café, jugo de cerezas y hasta algunos elementos propios de una farmacia.



El trago más popular del bar es el homónimo Virgin Mary, elaborado aquí con jugo de tomate, uva moscatel, "pickles" (encurtidos), lima y chiles.



Antes de abrir las puertas, los responsables no estaban seguros si podrian reproducir el aspecto más importante de un 'pub' irlandés: la atmósfera, el ambiente, eso que los locales llaman el "craic".



"No sabíamos como sería el ambiente. Pero ya desde la primera noche, una vez que esto se llena si uno camina por el bar jamás pensaría que no hay nada de alcohol", dijo Anna Walsh, la administradora del bar.



Según Yates, hubo personas que expresaron muchas dudas en las redes sociales, pero aseguró que hasta ahora la recepción ha sido muy positiva.



Si el bar 'seco' sobrevivirá a la competencia es algo que aún esta por verse.



Pero Paula Gearty, una mujer de 49 años, no parece tener dudas. "Es bueno tener algo diferente", dijo poco después de pedir una copa de vino blanco sin alcohol y posar para una foto con sus amigas.

 

  • Visto: 212