Las discotiendas se resisten a desaparecer

Con la revolución digital en todas las formas de mercadeo, los negocios tradicionales como las tiendas de música, que llevan años subsistiendo con publicidad convencional, han tenido que evolucionar y migrar al mundo web para no decir adiós a la carrera.


Sophia de Carranza, propietaria de Discoteca Sophy, manifestó que, “además de la competencia que significa internet, la piratería en la calle ha estado deteriorando el negocio.

 

 

Sin embargo, todavía la gente que quiere conservar su producto original, como CD y DVD, lo siguen comprando; aunque a menor escala y eso no significa que la música ha muerto, porque ella va a seguir viviendo en todos los formatos”.

 


Carranza dijo que Discoteca Sophy se creó para apoyar a los cantantes nacionales, porque en el pasado las grandes compañías no firmaban a panameños. En el último año le han producido discos a Monchy Lucca, Eraclídes Amaya y Andresito Amaya.

 


Con 45 años en el mercado, la discotienda Fontainebleaue, que tomó su nombre de la gran fuente que adornaba la Avenida Central, sigue abasteciendo de música a su fiel clientela, según reveló Néstor Jiménez, propietario del negocio.

 


Para Jiménez, “las ventas han disminuido mucho porque ahora todos podemos descargar música nueva y vieja en el celular que todos tenemos a mano. Actualmente no me pongo a ver cuántas personas vienen a la tienda, pero sí puedo decir que tengo muchos clientes fijos”.

 


Mientras Fontainebleau y Discoteca Sophy tienen su fuerte en la música típica y ritmos tropicales, en Volumen Brutal se inclinan por el género rock y sus derivados.

 

Jefferson Silva, administrador del local, reveló que “los panameños sienten un fuerte apego por la música de los años 70 y 80, por lo que esos discos se siguen vendiendo, por ejemplo: The Beatles, que dejaron de tocar en 1970, todavía en la actualidad tienen una gran demanda de sus producciones”.

 

Datos

En mayo de 2017, abrió  en San Francisco, Longplay, que se convirtió en la primera tienda de vinilos nuevos en Panamá.

Es un  espacio   donde  convergen estilos, décadas y sonidos dedicados solo al formato de 33 y 45 revoluciones.

Longplay también realiza pedidos especiales para clientes y vende tocadiscos y accesorios.

41

Años tiene la discotienda Sophy vendiendo música en Río Abajo.

32

Años celebró  Volumen Brutal, que en la actualidad  opera en Multicentro.

 

Disco1

B.PEREA |  Néstor Jiménez, propietario de Fontainebleau. 

 

Disco1

B.PEREA  | Jefferson Silva, administrador de Volumen Brutal.

 

Disco1

B.PEREA  | Sophia de Carranza, propietaria de Discoteca Sophy.   

 

 

 

 

GINA ARIAS RIVERA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Instagram: riverarias92
Twitter: @riverarias92

 

  • Visto: 158