Osvaldo Reyes presenta “Trece candidatos para un homicidio ”

El maestro panameño del terror nos habla de su método de escritura y su afición por la lectura.


¿Qué función cumple literatura para usted?
Me ha acompañado toda mi vida. Desde joven me gustó leer y tengo cientos de recuerdos ligados a páginas de libros.


¿Cómo equilibra su día a día para escribir?
Organización. Hay muchos minutos desperdiciados a lo largo del día. Si los reuniera todos, las horas sumadas serían suficientes para completar decenas de proyectos relegados. Hasta el tranque puede ser útil.


¿Cuál sería el lugar de la escritura y lectura en su cotidianidad?
Para leer, debo reconocer que el trabajo me obligó a adaptarme, ahora disfruto los audio-libros. Un buen tranque desespera, pero yo lo hago acompañado de las voces de los personajes del texto de turno, sino estoy maquinando un crimen en mi cabeza.


¿Qué libro está leyendo en estos momentos?
Acabo de terminar La sequía de Jane Harper, escritora australiana.


¿Raya los libros?
Los de lectura, jamás. Para eso se inventaron los marcadores de páginas y las facturas.


¿Cuál es su método de trabajo al escribir?
Escribo de noche y siempre cinco páginas por sesión. Uso el día (los tranques en particular) para pensar lo que voy a escribir. En la noche, sacó mi computadora y me pongo a trabajar. Mi cerebro no me deja dormir si no lo hago.


¿Qué es lo más difícil al momento de escribir?
No dejar cabos sueltos.


¿Es de corregir mucho?
En la primera fase, no. El borrador debe salir de mi cabeza, sin importar demasiado el estilo. Una vez está terminado, lo paso por varios tamices muy finos.


¿Qué otros proyectos literarios tiene?
Libros tengo planeados para las próximas dos décadas. Este año debo publicar una novela negra histórica, ambientada en Panamá del siglo XVII.


¿Por qué decidió publicar Trece candidatos para un homicidio?
Cuando terminé “El cactus de madera”, que salió en el 2017, decidí que quería escribir una nueva colección de cuentos. Tenía el título perfecto y el tema para ese cuento final que le da el nombre a la obra.


¿Por qué seguir en el género negro?
Es mi género favorito. Fue el género que me atrapó desde que leí “Cianuro espumoso” de Agatha Christie y el que me sigue cautivando a la fecha. Escribo los libros que me gustaría leer.


¿Qué tipo de críticas ha tenido hasta el momento?
Por ahora, positivas. Siempre ando pendiente de las redes sociales y de las opiniones de los lectores. Las críticas, independiente del tipo, son importantes para un escritor. Es la única forma de aprender y de corregir errores que solo un lector vería.


¿Se puede vivir de la escritura, de la cultura en Panamá?
Por el momento, no. Ni en Panamá ni en el resto del mundo.

 

Leyles Rubio León
Escritor
Twitter/Instagram
checherule

 

  • Visto: 323