El príncipe Carlos califica la esclavitud de 'vergonzosa y mancha imborrable'

EFE |  El príncipe Carlos, heredero al trono británico, denominó en un discurso en Ghana de "vergonzosa" la era del comercio de esclavos y dijo que "dejó una marca imborrable en la historia del mundo", informaron hoy, 6 de noviembre de 2018, medios locales.

"La atrocidad del comercio de esclavos y el sufrimiento inimaginable que causó dejaron una mancha imborrable en nuestra historia", señaló el primogénito de la reina Isabel II durante un discurso este lunes en el Centro Internacional de Conferencias de Accra (EICC).

 

El príncipe de Gales hizo estas declaraciones durante su viaje oficial a África Occidental acompañado por su mujer, Camilla -duquesa de Cornualles-, y que hoy les llevará a Nigeria tras haber visitado Gambia, todos ellos parte de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth).


Durante su visita a Ghana, el heredero al trono británico visitó el pasado 3 de noviembre el castillo de Christiansburg, un fuerte de esclavos usado por los daneses y después por los británicos, y reconvertido hasta hace unos años en sede gubernamental tras la independencia.


"Aunque Reino Unido puede estar orgulloso de haber liderado la abolición de la vergonzosa esclavitud, tenemos una responsabilidad compartida para hacer que este horror no se olvide", continuó.


El príncipe británico recordó las formas de esclavitud moderna, como son el tráfico de personas, y señaló la importancia de "recordar los valores que hacen hoy de estas prácticas inhumanas".


Ghana fue el primer país de África en lograr la independencia de Reino Unido el 6 de marzo de 1957, aunque mantiene fuertes lazos a través de la Commonwealth, que integra a 53 países, 19 de ellos africanos.


La pareja real llegará hoy a Nigeria, donde concluirá su gira de nueve días por África, aunque, según anunciaron ayer fuentes oficiales, no visitarán la ciudad de Jos (centro), como consecuencia de los violentos enfrentamientos que sufre la zona.


Al menos 200 personas murieron el pasado junio en el estado de Plateau, del que Jos es capital, en ataques cometidos supuestamente por pastores armados de la etnia Fulani (de mayoría musulmana).


El príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles siguen así los pasos de la primera ministra británica, Theresa May, quien visitó en agosto y septiembre Kenia, Sudáfrica y Nigeria con el fin de fortalecer las relaciones de Reino Unido con África tras el "brexit".

 

  • Visto: 118