Desórdenes de salud mental cuestan casi 1 billón en productividad

Los trastornos por depresión y por ansiedad son problemas habituales de salud mental que afectan la capacidad de trabajo y la productividad. Los datos señalan que más de 300 millones de personas en el mundo sufren de este estado.

De acuerdo con un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que estos componentes cuestan anualmente a la economía mundial US$ 1 billón en pérdida de productividad.

Cada 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental motivo por el cual con el objetivo de concienciar sobre los problemas relacionados con ella y movilizar esfuerzos para ayudar a mejorarla, el Departamento de Equiparación de Oportunidades del Órgano Legislativo realizó una jornada de docencia dirigida al personal que labora en la institución.

Lorena de Santos, jefa del departamento, quien estuvo acompañada de su equipo de trabajo, explicó que es importante promover prácticas que apoyen a las personas que tienen problemas de salud mental para proteger el bienestar de todos.

Explicó que estos trastornos se manifiestan de diversas formas, como son los cambios de ánimo.

Dijo que la mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan, mientras que con respecto a la carga de morbilidad entre los adolescentes, manifestó que la depresión ocupa el tercer lugar en el mundo.

En la jornada se dio a conocer que para la salud mental de los jóvenes son esenciales la inversión pública y la participación del sector salud y de la educación en programas integrales.

Esta inversión debe vincularse con programas que brinden información a los adolescentes y a los adultos jóvenes cómo cuidar su salud mental y que éstos ayuden a sus compañeros, padres y maestros a saber cómo prestar apoyo a sus amigos, hijos y alumnos.

 

  • Visto: 118