Cate Blanchett: 'A veces es el destino quien toma las decisiones por ti'

EFE |  ¿Hay algo que no pueda hacer Cate Blanchett? La ganadora de dos Óscar se embarca ahora en "La casa del reloj en la pared", una cinta de corte fantástico con el sello Amblin, dirigida por Eli Roth y coprotagonizada por Jack Black: "A veces es el destino quien toma las decisiones por ti".

"Le mostré el guion a mi hijo Dash y le encantó, así que, aunque tenía dudas, decidí reunirme con Eli", dijo la actriz australiana en una entrevista con Efe. "Me conquistó con su pasión, sus gustos eclécticos, su inteligencia y la cantidad de referencias que tenía en mente", agregó.

La cinta sigue los pasos de Lewis (Owen Vaccaro), un huérfano que se muda a la misteriosa mansión de su extravagante tío Jonathan (Jack Black). Junto a su no menos singular vecina Florence (Cate Blanchett) formarán un trío que, recurriendo a habilidades sobrenaturales, tratará de frenar el fin del mundo.

"Me atrajeron los elementos del proyecto", indicó la ganadora del Óscar por "The Aviator" y "Blue Jasmine". "Conocía la historia (basada en la novela de John Bellairs, con ilustraciones de Edward Gorey), pero la había olvidado porque la había leído en primaria", añadió la artista, nominada a otros cinco premios de la Academia.

Fue el productor Brad Fisher, con quien trabajó en "Truth", quien le mandó el guion y le dijo que el director sería Roth, conocido en la industria por sus películas "gore". "Me pareció muy excitante hacer una película así.

Y Jack Black estaba disponible. Las estrellas se alinearon en este caso. A veces es el destino quien toma las decisiones por ti. Habría sido una testarudez decir que no", declaró. Aunque la película de Roth recuerde de primeras a la estética de Tim Burton y la temática de "Harry Potter", fueron otras las influencias que atrajeron a Blanchett.

"Bellairs era para mí lo que es J.K. Rowling para los niños de hoy -añadió-. No somos de esa generación. Leo los libros de 'Harry Potter' a mis hijos y son historias geniales.Me encantan, pero veo las influencias de Rowling: Ursula K. Le Guin, Bellairs, Roald Dahl... Esas eran las cosas que yo devoraba de niña".

"Sus obras influyeron en mi personalidad y mi sensibilidad. Lo cierto es que comparto mucho del amor que siente Eli por el género de terror, pero, en general, me suelen decepcionar las historias dirigidas a los niños porque no hay una sensación real de peligro", concedió Blanchett.

La actriz, de 49 años, se confiesa fan del terror desde su infancia, cuando vio "The Scarlet Claw", de 1944, una película sobre Sherlock Holmes con Basil Rathbone.

Años después, durante una charla en profundidad con John Lahr para la revista New Yorker, el entrevistador le sugirió que tal vez veía cine de terror para tratar de encontrar un sentido a la muerte de su padre, ocurrida cuando ella tenía 10 años.

"Jamás había reparado en ello. Y es muy posible que fuera así. Las historias en torno a la muerte me llamaban mucho la atención desde entonces. Puede que buscara comprender por qué había ocurrido", señaló.

Con esta obra, en cambio, Blanchett buscaba un término medio entre el terror y la inocencia. Y sabía que en Amblin, la casa de "Poltergeist" o "Gremlins", podía encontrar la mezcla ideal. "El mensaje es siempre más importante que los sustos. Y no es necesario inculcarlo con condescendencia", afirmó.

Otra razón que motivó a la actriz fue la naturaleza de su personaje. "Es alguien que ha vivido la II Guerra Mundial y ha visto cosas muy duras. Ha sufrido la pérdida de su hijo pero la lleva por dentro. Su corazón se derrite con la llegada del niño a la casa de Jonathan, a quien empieza a percibir potencial como figura paternal.

Y eso coincide con sus ganas de mostrar su instinto maternal. Pero le duele hacerlo", manifestó la madre de cuatro hijos. Juntos, Black y Blanchett forman una extraña pareja pero llena de química.

La película llegó al número uno en su debut estadounidense, con 26,8 millones de dólares, y el equipo tiene preparada ya una continuación si mantiene su buen ritmo en la taquilla mundial.

 

  • Visto: 100