Los consejos de J.K. Rowling para triunfar

“Vivir bien la vida” (Salamandra) recoge el discurso que pronunció J.K. Rowling, autora de la exitosa saga de Harry Potter, a los alumnos de Harvard, en su graduación el 5 de junio de 2008. Decidió hablar sobre dos temas en particular: los beneficios del fracaso y la importancia de la imaginación.

Antes de su rotundo éxito, Rowling atravesó momentos difíciles. Madre soltera, desempleada, no paraba de trabajar en los borradores de sus historias. Se refugiaba en el café Elephant House de Edimburgo para escribir, mientras las editoriales la rechazaban una vez tras otra.

Ahí conoció la depresión, el machismo y «era todo lo pobre que se puede ser en la Gran Bretaña de hoy».

Pero el fracaso tuvo sus beneficios. La ayudó a ser ella misma, prescindir de lo superfluo y encontrar la determinación que le faltaba para triunfar. «Me sentí liberada porque mi mayor temor ya se había cumplido [el fracaso]… y sin embargo, seguía teniendo una gran idea. Tras tocar fondo, ese mismo sentimiento se convirtió en la sólida base sobre la que rehíce mi vida».

También fue bastante valiente para recordarle a esa joven élite mundial que hay que ponerse en los zapatos del otro. La empatía es la característica más poderosa de la especie humana, pues permite aprender y entender algo sin haberlo experimentado. Impulsa la acción colectiva para poder salvar vidas.

«Es una capacidad moralmente neutra, igual que la magia de mis obras... Es un poder que puede emplearse para manipular y controlar o comprender y solidarizarse». Rowling ha triunfado por su trabajo e inteligencia.

Leyles Rubio León
Escritor
Twitter/Instagram
@checherule

 

  • Visto: 157