Victoria Beckham celebra 10 años en la moda con su primer desfile en Londres

AFP | Tras diez años creciendo en el mundo de la moda en Nueva York, Victoria Beckham presentó por primera vez una colección en la Fashion Week de Londres, que este domingo también fue escenario para la frescura y ligereza de la firma española Delpozo.

Con más de 400 puntos de venta en 50 países, oficinas en Londres y Nueva York y una cifra de negocio de 40 millones de euros, la firma de moda VB ha recorrido un largo camino desde su primer desfile en 2008 en Nueva York.

Desde el mercado estadounidense, Victoria Beckham logró superar su doble estatuto de excantante del grupo de pop británico Spice Girls y de esposa del célebre futbolista inglés David Bechkahm para convertirse en una exitosa diseñadora.

Tal vez fue por eso ha esperado cinco años para volver a su país y desfilar en Londres con todo el reconocimiento.

La presentación del domingo, cerrada en gran parte a los fotógrafos de la prensa, tuvo lugar en una galería de arte contemporáneo justo al lado de su tienda en Mayfair, el barrio londinense del lujo y la moda.

Sin sorpresas, en primera fila se sentaba toda su familia: su marido superestrella y sus cuatro hijos, Brooklyn, Harper, Romeo y Cruz.

Para la temporada primavera-verano 2019, VB revisa ese clasicismo chic que fue clave de su éxito, con líneas más fluidas y elegantes, fáciles de llevar, pero confirma también una evolución iniciada hace años hacia cortes más audaces y yuxtaposición de materias.

Beckham explota los contrastes acompañando sus colores fetiches --negro, gris, blanco-- con azules y rubíes, y mezcla vestuario masculino y femenino con pantalones amplios que se llevan con blusas de encaje.

"Hoy es una etapa importante: nuestro décimo aniversario y mi primer desfile en Londres. Estoy realmente feliz de poder celebrar esta temporada en casa", dijo en un comunicado la diseñadora que apareció visiblemente emocionada al final del desfile.

El otro gran desfile de esta tercera jornada fue Delpozo, firma faro de la moda española creada en 1974 por el diseñador Jesús del Pozo y cuya dirección creativa corre desde 2012 a cargo del creador catalán Josep Font tras la muerte del fundador.

Font también estuvo cinco años en la Fashion Week de Nueva York, pasarela que fue clave para propulsar a Delpozo al estrellato absoluto.

Desde Melania Trump a Michelle Obama, pasando por estrellas de Hollywood como Cate Blanchett, Julianne Moore o Keira Knightley, la 'creme' de Estados Unidos luce el estilo intemporal y soñador del creador español por las alfombras rojas o los jardines de la Casa Blanca.

El pasado febrero, Delpozo dio la sorpresa mudándose a la Fashion Week de Londres, donde repitió este domingo con su colección primavera/verano 2019.

Inspirada en una flor --la glicinia-- y en las obras con cristal de Murano creadas por el italiano Fulvio Bianconi en los años 1950, es fresca, etérea y ultrafemenina.

Tejidos vaporosos, cortes en movimiento e imprescindibles motivos florales dan ligereza a los vestidos de rayas en georgette de seda, a las faldas y camisas asimétricas, a los abrigos cortos y amplios con o sin estampados florales.

Para las colecciones "estoy inspirándome en artistas en general, en música, en pintura, en arquitectura, en danza, en todas las artes", explicó Font a la AFP antes del desfile.

Para Laura Luceño, profesora del Centro Superior de Diseño de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid (CSDMM), el estilo de Font "combina perfectamente esa pureza de formas del ADN de la marca, de la herencia de Jesús del Pozo, con esas flores y ese universo mucho más onírico".

La firma española aportó un soplo de aire fresco a la Fashion Week de Londres tras el ataque de fiebre provocado poco antes por la colección del francés Roland Mouret inspirada en la película erótica "Emmanuelle" de Just Jaeckin que en 1974 escandalizó al mundo.

Para la próxima temporada, Mouret propone faldas de tubo abotonadas de arriba a abajo, vestidos con hombros descubiertos y amplios pantalones de cintura alta con sugestivos detalles de encaje.

Las suyas son mujeres activas, "que se mueven, que van hacia adelante, que dejan sus rostros al viento y que quieren luchar, hacer pasar un mensaje", explicó el diseñador francés tras el desfile.

 

  • Visto: 283