Paul McCartney asegura que no le van las orgías