Inicia temporada de avistamiento de aves migratorias en Panamá

Sin necesidad de ir lejos ni madrugar, visitantes y residentes tendrán la oportunidad de apreciar el hermoso espectáculo de migración de aves en pleno centro de la ciudad de Panamá y al mismo tiempo participar de dos importantes conteos mundiales de aves: playeras y rapaces.

 

Desde el 5 de septiembre, Panamá realiza el Conteo Mundial de Aves Playeras, organizado por la Sociedad Audubon, en el marco del Mes de los Océanos, hasta el 11 de septiembre en diferentes puntos del país, para promover el conocimiento y la protección de las aves playeras.

El conteo inició en Panamá Viejo el pasado miércoles, pero la mayor expectativa se tiene para este fin de semana, especialmente el domingo, en el que distintos grupos de voluntarios saldrán a observar, identificar y contar aves playeras locales y migratorias.

Ayer, jueves 6 de septiembre se celebró el Día Mundial de las Aves Playeras 2018, y junto con el conteo mundial, se busca aumentar la conciencia pública en todo el mundo de la difícil situación de estas aves, sus amenazas, y la necesidad de conservarlas y promover su investigación.

Venicio Wilson, guía especializado en observación de aves, indicó que en Panamá, el conteo de aves playeras se da en las costas del Pacífico, pero este año se ha hecho un mayor esfuerzo para hacerlo en el Caribe, tanto en Colón como en Bocas del Toro, con el apoyo de voluntarios.

“Panamá tiene la ventaja de tener mucho manglar y mucha humedad en el lado Pacífico y casi todo el esfuerzo para el conteo se concentra en el Pacífico, desde Punta Burica, Puerto Armuelles, hasta ciudad de Panamá.

Este conteo es parte de un esfuerzo mundial para conocer la salud de las aves del planeta, en este caso las del hemisferio norte, donde hay poblaciones que han decaído o desaparecido, según indicó el especialista en aves.

Para el conteo de aves playeras a nivel nacional, hay grupos organizados en la costa de Pedasí, integrado por voluntarios comunitarios, y un grupo de Las Lajas conformado por profesores y universitarios.

Siguiendo con la temporada de aves migratorias, a partir del 1 de octubre empieza el Conteo de Aves Rapaces, de océano a océano, que se extenderá hasta el 16 de noviembre.  Este sería el decimoquinto conteo desde que los observadores de aves comenzaron a contar desde el Cerro Ancón. 

Wilson señaló que ya empezaron a llegar los primeros grupos de aves rapaces, como gavilanes pescadores, pero la gran mayoría comienza a arribar desde el 1 de octubre y por un espacio de 47 días.  “El mejor momento está entre las dos últimas semanas de octubre y vienen en abundancia el Gavilán Aludo, Gavilán de Swainson y el Gallinazo Cabecirrojo”, dijo.

El mejor punto para la observación de aves rapaces en la ciudad es la cima del Cerro Ancón, entre las 8 y 11 de la mañana.  El año pasado el mejor día en que se contabilizó casi el millón de aves fue el 31 de octubre.

Para participar en ambos conteos, las personas interesadas pueden escribir al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o ingresar al facebook de la sociedad.  Toda la información recabada será transferida a una base de ciencia ciudadana. 

Por su parte, Gilberto Alemancia, ejecutivo/guía del departamento de Comunicaciones Internacionales de la Autoridad de Turismo de Panamá, indicó que durante todo el año Panamá es un destino atractivo para el avistamiento de aves.

Los turistas tienen la oportunidad de observar aves aquí en la ciudad y áreas cercanas sin la necesidad de ir lejos, como el Parque Natural Metropolitano y el Camino del Oleoducto, en el Parque Nacional Soberanía, resaltó.

“De los fam trip y press trip que atendemos, en promedio tres grupos por mes de entre 7 a 10 personas cada uno, siempre incluimos en el itinerario algunos sitios frecuentados para el avistamiento de aves como son el Parque Nacional Soberanía, Panamá Viejo (aves playeras) y Cerro Ancón (aves rapaces)”, dijo.

En la promoción de naturaleza, el itinerario por lo general incluye lugares ideales para esta actividad, tales como:  Parque Nacional Volcán Barú, Parque Internacional la Amistad (PILA) y Boca Chica, en la provincia de Chiriquí; Panamá Rainforest Discovery Center en el Parque Nacional Soberanía; Isla Pájaros, en la provincia de Bocas del Toro, y en ocasiones el Parque Nacional Darién.

Sobre las aves playeras

En Panamá se pueden observar 46 especies de aves playeras, la mayoría están de visita en nuestro país, provenientes de Estados Unidos -principalmente Alaska-, Canadá y la región del ártico.  Viajan hasta 30 mil kilómetros en un año, durante la estación de invierno del hemisferio norte, en busca de zonas más cálidas y mayores oportunidades de alimentación.

De acuerdo con la Sociedad Audubon, a nivel centroamericano Panamá es el país más frecuentado por estas aves, solo anualmente en la Bahía de Panamá se recibe más de un millón de individuos que se dan banquete en los extensos fangales que quedan expuestos cuando baja la marea.

Las especies de aves playeras que más visitan Panamá son el Playero Occidental, Playero Semipalmeado, Chorlo Semipalmeado, Playero Aliblanco, Agujeta Piquicorta y Zarapito Trinador.

Los mejores sitios para observar aves playeras son Panamá Viejo justo detrás del antiguo museo, en los fangales y manglares; y en el Mirador de Aves en la Avenida Paseo del Mar en Costa del Este.

ave 2

El Zarapito Trinador ave Audubon