Lali Espósito: "Actoralmente nunca había ido por estos pagos"

EFE | La actriz argentina Lali Espósito ha llegado a Venecia de la mano de "Acusada", del director Gonzalo Tobal, una película que compite por el León de Oro en ese festival de cine y que para ella fue "actoralmente muy interesante" porque "nunca había ido por esos pagos".

En su primera interpretación dramática de envergadura, la también cantante es la cara más visible del segundo largometraje de su compatriota Tobal en el que da vida a Dolores, la presunta culpable del asesinato de su mejor amiga.

"La preparación del personaje fue un proceso muy interesante y de mucha búsqueda, y de encontrarme también, realmente", confesó Espósito en una entrevista con Efe en Venecia.

"Me sentí muy sostenida por Gonzalo desde los ensayos previos al rodaje, donde buscaba, era incansable, trataba de comprender cómo es alguien en una situación de una espiritualidad totalmente quebrada, y de un dolor profundo hasta más allá del hecho de si lo hizo o no lo hizo".

"Acusada" sigue la trama del juicio sobre el asesinato de una joven, pero también muestra cómo la familia de la principal inculpada, con los actores Leonardo Sbaraglia e Inés Estévez a la cabeza, intenta proteger a su hija de la invasión mediática de su intimidad.

"Quería entender la parte psicológica de alguien en ese estado, alguien que lleva dos años encerrada en su cuarto", señaló la actriz.

"Actoralmente fue muy interesante para mí, nunca había ido por esos pagos. También por el apoyo total, actoral y personal de Leo (Sbaraglia), su personaje era con el que más se le notaban los hilos a Dolores".

Para Espósito, que tiene más de cinco millones de seguidores en Twitter y otros tantos en Instagram, no hay conexiones entre la relación de su personaje con los medios y la suya propia.

"Me pareció un mundo tan diverso que en ningún momento del proceso de trabajo, pude llevarlo a un terreno conocido. Al contrario -aseguró-, se me hacía poco conocido y muy lejano un terreno de tanto dolor y de tanta culpa".

Esposito señaló que, independientemente de que Dolores sea culpable o no, "hay una culpa que te invade, que te arruina la vida, se quiebran tus vínculos amorosos, tu propio deseo de ser alguien en la vida teniendo 21 años, como tiene mi personaje. En ningún momento pude llevarlo a un terreno real del manejo de los medios".

La intérprete aceptó el papel tras "ser consciente de cómo consumimos los crímenes por televisión, cómo consumimos esas historias de las que casi nos volvemos fanáticos. Vas con los amigos a comer un asado o una parrillada... y las conversaciones son sobre esos casos, y todos hablamos de eso como si habláramos de fútbol.

Y el guion de Tobal le pareció "interesante" porque el asunto estaba abordado de una manera privada y personal", explicó.

"De pronto encarnar a esta chica tan joven, en la intimidad de su habitación con todo su dolor encima... fue interesante y hasta abrumador en ciertos momentos del rodaje".

 

  • Visto: 188