Refranes y dichos, la sabiduría usada para educar a los chicos

El uso de dichos y refranes para aleccionar a los jóvenes o  adultos en una situación específica, es algo que se ha ido perdiendo, explica la socióloga Dayra Santana.

 

Cuenta que esta costumbre se usaba en toda Latinoamérica, aunque hay  frases que le agregaron toques panameños para que fueran más nacionales.

“El objetivo de estos era educar. Hay unos que son muy buenos y ayudan a las personas, pero otros tienden a ser negativos y estigmatizan, por eso hay que tener cuidado al utilizarlos”, dijo la socióloga.

Destaca que un ejemplo claro es el refrán: “Cuando el río suena es porque piedras trae”, este hace alusión a que si hay un comentario circulando es porque algo sucede; mientras, el de: “árbol que crece torcido jamás su tronco endereza”, es un poco prejuicioso.

Literatura

Judith Barahona, de la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero, asegura que  hay libros que recogen varios de los refranes panameños. “Una autora conocida por esto es Bertalicia Chen. También, hay de panameñismos como el de Baltazar Isaza,  el que más usan”.

Por su parte, la escritora Guadalupe Bragin contó que prepara un texto de los refranes más empleados.

Más usados

-  “No hay mal que por bien no venga”; significa que lo que aparenta ser negativo, en ocasiones tiene buenos resultados.

- “De tal palo, tal astilla”; quiere decir que los hijos terminan siendo iguales a sus progenitores.

-  “Más sabe el diablo por viejo, que por diablo”; que se deben escuchar los consejos de las personas mayores porque son sabias.

- “Casa de herrero cuchillo de palo”; que las personas no hacen para ellos lo mismo que realizan para los demás.

-  “A caballo regalado no se le mira el colmillo”;  cuando a uno le dan un obsequio, no debe decir que no le gusta, sino agradecer.

-  “El que ríe de último, ríe mejor”; quiere decir que la persona que dice que tiene todas las de ganar, no precisamente es la que triunfa.

- “Cuando el río suena es porque piedras trae”,  hace alusión a que si hay un comentario circulando es porque algo sucede.

- “Yo conozco al cojo arropado”;  significa que por algún lado dará luces de una mentira o algo falso.

- “Donde manda capitán, no manda marinero”;  alude a que solo hay un jefe y le deben obediencia.

pag17opin

 

Zulema Emanuel

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter|Instagram

@zulemaemanuel

 

  • Visto: 235