Neil y Liam Finn, pop en familia: "La música debe ser parte de nuestro ADN"

EFE | Las comidas en casa de los Finn deben ser todo un espectáculo. Además de Neil Finn (líder de Crowded House) y su hijo Liam, que acaban de sacar un álbum juntos, incontables miembros del clan son también músicos, por lo que no resulta raro que defiendan que la música es esencial en su familia.

"Debe ser parte de nuestro ADN, creo, pero también crecimos con muchos instrumentos alrededor y pienso que los niños se sienten atraídos hacia esas cosas, a hacer ruido y todo eso", comentó a Efe Liam Finn.

"Yo crecí viendo a mi padre haciendo música y a la gente parecía que le encantaba. Parecía que traía mucha alegría, que era muy divertido. Y pensé: ¿por qué no querría hacer esto?", añadió.

Desde Nueva Zelanda con mucho amor familiar, Neil y Liam Finn lanzaron el pasado 24 de agosto "Lightsleeper", un álbum de pop nostálgico y preciosista con el que padre e hijo añadieron un hito más a la larga historia de los Finn y la música.

"Mi padre era contable, pero le encantaba bailar. Así que era un contable bailarín. Y mi madre educó a cuatro hijos y tocaba el piano. Así que supongo que la música estuvo ahí desde el principio", indicó Neil Finn, que a sus 60 años conserva el toque exquisito para las melodías con el que triunfó en Crowded House desde la década de los ochenta.

No hay espacio en esta entrevista para mencionar todas las aventuras de los Finn sobre los escenarios. Neil y su hermano Tim Finn fueron parte de Crowded House y Split Enz antes de integrar el dúo Finn Brothers; Liam y Elroy Finn, hijos de Neil, también han tenido carreras musicales en solitario, y a ellos hay que sumar que Sharon Finn formó con su esposo Neil el grupo Pajama Club.

Quizá por eso no sorprende nada que, al terminar la entrevista con Neil y Liam Finn en una apacible casa del barrio Los Feliz de Los Ángeles, Buddy Finn, el pequeño hijo de Liam, andara haciendo travesuras con una trompeta en la mano.

Con evidente complicidad y cariño entre ambos, Neil y Liam explicaron que grabaron el disco "Lightsleeper" con mucho esmero.

"Significaba mucho para nosotros que no fuera solo la idea de un padre y un hijo haciendo un álbum. Algunas personas podrían pensar: 'Oh, es lindo, ¿pero realmente por qué es relevante?'. Quisimos asegurarnos de que el disco fuera muy especial. Nos tomó mucho tiempo, energía y atención", dijo Neil.

Sin una estrategia clara y con la intención de tocar y tocar hasta encontrar "la esencia entre los dos", el resultado de esta grabación fue algo más "soñador" y "cinematográfico" de lo que esperaban en canciones como "We Know What it Means", "Back to Life", "Anger Plays a Part" Y "Where's My Room".

Neil subrayó el "deseo de experimentar con sonidos" de Liam, su búsqueda perfeccionista de encontrar nuevos elementos en el estudio.

Y su hijo devolvió el cumplido ensalzando la ética de trabajo y el empeño que dedica su padre a la hora de componer canciones.

"Nos veíamos desde cierta distancia y conocíamos el trabajo de cada uno muy bien, pero ahora al unirnos hay nuevas cosas que descubrimos. Cuando aprendes las canciones de otra persona te das cuenta de que lo que sonaba sencillo a menudo tiene muchas reflexiones y arte detrás", explicó Neil.

No obstante, y teniendo en cuenta que los estudios son un lugar ideal para desbordamientos de egos y peleas de todo tipo, los Finn abordaron el proyecto tratando de ser "tolerantes y gentiles".

"A veces, haciendo música, es difícil tener tacto o ser diplomático cuando no te gusta algo. Cuando estás trabajando con otros músicos puedes ser un poco brutal (...). Y con tu familia, esa mirada ligeramente herida puede aparecer en alguna cara si eres un poco brutal", admitió Neil.

Después de una curiosa tanda de conciertos que les llevó por pequeños pueblos de Nueva Zelanda para probar "Lightsleeper" antes de lanzar el disco, los Finn tenían previsto salir de gira, pero sus planes quedaron frustrados por una oportunidad tan inesperada como suculenta: el fichaje de Neil como guitarrista en directo de Fleetwood Mac en lugar de Lindsey Buckingham.

"Encantado" de poder abordar "canciones increíbles" con una banda "extraordinaria", Neil dijo que está disfrutando muchísimo de la experiencia: "Lo trato como un regalo".

 

  • Visto: 107