La zarzuela española busca abrirse espacio entre el público joven de Bolivia

EFE | La exigencia vocal y escénica de la zarzuela, sumadas a las constantes culturales entre Bolivia y España, sirven para que este género se abra paso en el público joven boliviano, el año en que La Paz ostenta el rótulo de Capital Iberoamericana de las Culturas.

Un elenco de al menos 150 artistas, entre solistas, actores, danzarines y una orquesta sinfónica, presentaron esta semana la puesta en escena "Viva la Zarzuela, de Capital a Capital", con selecciones de la "Verbena de la Paloma" y "La Chulapona".

La selección de los principales fragmentos de ambas obras se cohesionan en una oferta que articula la comedia con el drama.

En declaraciones a Efe, la integrante del elenco y directora de la Sociedad Filarmónica de La Paz, Sonia Bustillos, señaló que el género lírico "ha resurgido" al punto de que se han planteado "llegar y ganar al público joven" del país.

Bustillos aseguró que la zarzuela tiene la facilidad de llegar al público de Latinoamérica "por el idioma y por los temas" que plantea, puesto que a su juicio son factores que la fortalecen.

La directora añadió que actualmente permanece una "gran influencia" por los descendientes de españoles, que han irradiado sus tradiciones incluso antes de que Bolivia nazca como república independiente en 1825.

A su turno, el presidente de la Sociedad Filarmónica paceña, Ricardo Estrada, dijo a Efe que la puesta en escena sirve para que el público "se enriquezca con nuevas vivencias", incluso con la posibilidad de que pueda acceder a espectáculos más exclusivos.

Estrada recordó que la zarzuela era uno de los géneros más apreciados por los abuelos o tatarabuelos en La Paz, principalmente en los primeros decenios del siglo pasado cuando algunos fragmentos se escuchaban en discos de gramófono de 78 revoluciones.

En aquellos tiempos "gran parte de lo que llegaba eran precisamente trozos de zarzuela o boleros", puntualizó.

El género, diferenciado de la ópera italiana, tiene la virtud de ampliarse al grueso del público mediante el abordaje de cuestiones populares en las que interactúan elementos de la comedia, el romance o el drama, en que además participan el canto y también la prosa, aseguraron ambos.

Para Estrada, la zarzuela representa también un desafío para sus intérpretes, porque tiene "una línea vocal exigente" además de que plantea una exigencia dual, que el cantante sea buen actor y viceversa.

"Esta música creó una cultura musical en la gente que la apreciaba mucho", enfatizó.

Por su lado, Bustillos destacó que el público en La Paz "ha respondido muy bien" a la propuesta, puesto que ya es la octava vez que se ha presentado un "Viva la Zarzuela" en las centenarias tablas del Teatro Municipal paceño.

La cantante y productora del evento, Pamela Sotelo, aseguró a Efe que en esta ocasión que propuso hacer "un enlace entre La Paz y Madrid", precisamente con zarzuelas de acerbo madrileño.

Sotelo destacó que la zarzuela tienen el componente de "retratar al pueblo y sus vivencias" y ello calza perfectamente con la forma de ser de los habitantes de La Paz.

La cantante se propuso el desafío de añadir un toque tecnológico a la esencia de esta nueva presentación con una escenografía digital, algo que representa una innovación en el medio boliviano, señaló.

Estrada, Bustillos y Sotelo coincidieron en que el éxito de estas iniciativas culturales depende del nivel de apoyo que reciba provenientes de distintas esferas de trabajo cultural.

Además, señalaron que existe en Bolivia, en especial en La Paz, una demanda creciente de sectores de la sociedad que buscan manifestaciones más sofisticadas de arte.

 

  • Visto: 131