Slider
Cientificos-Coiba-Oct-2017.jpg

Smithsonian monitoreará impacto del buceo deportivo en el Parque Nacional Coiba

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) financiará con fondos propios el levantamiento de la línea base de información sobre los sitios de buceo deportivo identificados en el Plan de Manejo del Área protegida del Parque Nacional Coiba (PNC) y la reglamentación para la Zona Especial de Protección Marina. Conjuntamente estas áreas son un Sitio de Patrimonio Mundial declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Dicha información, que será recopilada por los investigadores del Instituto, permitirá establecer las capacidades de carga y los límites de cambios aceptables para un adecuado manejo de los ambientes marinos del Parque Nacional sujetos a visitación.

Las 1,700 hectáreas de arrecifes y comunidades coralinas del Parque Nacional Coiba están consideradas entre las más extensas del Pacífico oriental. El plan de manejo identificó que la visitación hacia el parque está basada en atractivos que ofrecen los recursos costero marinos, particularmente las zonas de arrecifes y comunidades coralinas, las playas, y las zonas de pesca deportiva.

En enero de los corrientes, el Consejo Directivo del Parque Nacional Coiba aprobó el Plan de Uso Público (PUP) y posteriormente la Reglamentación de las actividades productivas que se desarrollan en la Zona Especial de Protección Marina del Parque Nacional Coiba. Ambos documentos fueron remitidos a la UNESCO, quien manifestó cierta preocupación recomendando su revisión y adecuación con información científica.

La información científica que STRI generará, contribuirá positivamente a subsanar las deficiencias del PUP identificadas por UNESCO. Este programa también contempla mejorar la comunicación con los operadores turísticos para el manejo responsable de cada sitio y de los turistas que los visitan. “No podemos permitir que el PNC entre en la lista de sitios en peligro de UNESCO. Esta no es una opción para nosotros” manifestó Héctor M. Guzmán, investigador del STRI quien estará a cargo del nuevo programa de monitoreo que inicia en julio de 2018.

 

  • Visto: 155