Water Heroes, un juego para educar a niños ante escasez de agua en Palestina

EFE |  Lamis Qdemat, una joven emprendedora palestina de 26 años, desarrolla un videojuego educativo e interactivo llamado Water Heroes (Héroes del Agua, en inglés) para concienciar a los niños sobre el uso responsable de este recurso escaso en Palestina.

Licenciada en Geología y Ciencias Ambientales, Qdemat trabaja diariamente desde el espacio uMake, una oficina de cotrabajo en la sexta planta de un edificio de negocios en el corazón de Ramala (Cisjordania) del que surgen algunos de los proyectos más innovadores en los territorios ocupados.

Tras estudiar un máster sobre gestión del agua, un bien preciado en este árido territorio, la joven está en la última etapa de desarrollo "de un juego dirigido a estudiantes de primaria" que quiere que se convierta en una herramienta para que los más pequeños sepan "como utilizar y conservar" los recursos hídricos.

En su opinión, se debe luchar para que el país llegue a un modelo de "ecología sostenible" en el que la población "valore el uso del agua y de otros recursos ambientales".

La emprendedora tiene un plan de negocios para comercializar el videojuego que pronto pondrá en marcha y, asegura, su proyecto también incorpora un planteamiento político de fondo.

"Palestina vive bajo ocupación, con el muro de separación que sirve para que Israel tome los acuíferos", dice Qdemat y denuncia que la población "no tiene posibilidad de gestionarse políticamente y el agua le es incautada", con lo que "trabajar con niños a través de un juego pedagógico puede ser un elemento más para generar conciencia desde que son pequeños", agrega.

Qdemat tiene ya una muestra inicial de Water Heroes y espera presentar el producto en Barcelona a finales de octubre durante el Fórum AMWAJ 2018, una convención centrada en la gestión sostenible del agua que reunirá a periodistas, especialistas y emprendedores procedentes de todo el Mediterráneo.

Una de las trabas para desarrollar su proyecto fue la falta de dinero, por lo que realizó una campaña de micromecenazgo a través de la empresa emergente Build Palestine, establecida en su mismo espacio de trabajo, con la que obtuvo 8.000 dólares para contratar a un diseñador gráfico, un desarrollador de videojuegos y una persona encargada de la difusión del producto en redes sociales.

Con este dinero y la contribución de sus empleados, la joven ha podido crear el prototipo que presentará en España. Más adelante, a través de esta herramienta, su objetivo es dar charlas de sensibilización sobre el uso del agua en las escuelas en Cisjordania y a largo plazo, difundir el juego interactivo por el resto de países árabes de Oriente Medio que también sufren de escasez.

"En el mundo árabe debemos encontrar soluciones para el reciclaje del agua y crear más plantas desalinizadoras", destaca Qdemat, que a principios de julio estuvo en Tarragona para participar en el primer Foro de Jóvenes Líderes para el Mediterráneo, donde colaboró en la definición de proyectos a favor del empleo juvenil, la igualdad de género y el desarrollo sostenible.

La emprendedora considera que asistir a formaciones y congresos a nivel internacional es de gran importancia, y a través de una propuesta del Banco Mundial forma parte de un grupo de jóvenes mediterráneos que tratan el problema del agua en la región.

Desde su base en el espacio uMake de Ramala, donde cada día se reúnen unas treinta personas para trabajar en distintas iniciativas, la emprendedora valora la conexión con otras personas que se dedican a poner en práctica ideas innovadoras para desarrollar la economía, pero destaca que "las empresas emergentes en Palestina aún están en sus inicios", con mucho camino por recorrer.

 

  • Visto: 246