Científicos panameños abogan por diplomacia para fomentar más investigaciones

EFE | Varios representantes de la comunidad científica de Panamá alentaron hoy a las instituciones de Gobierno a que se brinde, por medio de la diplomacia, más relevancia a los temas de innovación y tecnología con el fin de impulsar más investigaciones que estimule la enseñanza de la ciencia en el país.

Durante el lanzamiento de la Estrategia de Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación, que promueve el quehacer científico y el desarrollo en el ejercicio de la política exterior y relaciones diplomáticas, especialistas expusieron como esta herramienta servirá para concretar futuras conexiones a nivel internacional.

Uno de ellos fue la científica de los efectos de Cambio Climático de la NASA, Erika Podest, que explicó que las alianzas son positivas e imprescindibles para puntos globales, sobre todo, las relacionadas con el medio ambiente.

Dijo que la diplomacia científica ha sido el eje más importante en el manejo de la complejidad de los acuerdos sobre el Cambio Climático, con respecto a los tratados vinculantes como el Protocolo de Montreal y el Protocolo de Kioto.

Agregó que el país cuenta con entes valiosos en investigaciones, los cuales necesitan mayor divulgación e incentivos de sus competencias, para convertirse en una plataforma de enlace para el desarrollo de avanzada tecnología espacial y aspirar a misiones similares.

Podest explicó que actualmente la NASA ejecuta el programa internacional GLOBE (Aprendizaje Global y Observaciones en Beneficio del Medio Ambiente) dirigido a estudiantes de nivel escolar y universitario con el propósito de integrarlos a la ciencia mediante mediciones sobre la naturaleza que los rodea.

"En la Nasa se tiene la perspectiva del espacio, pero las mediciones puntuales son importante para validar estos datos, y la integración de esta información a nivel mundial son valiosas para la comunidad científica", sostuvo.

Agregó que este programa está implementado en 121 países y en más de 21.000 escuelas, en la que Panamá es partícipe.

Mientras el director del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales de Panamá, Matthew Larsen, señaló que la organización ha realizado más de 13.000 publicaciones sobre temas de cómo mantener el mejor ambiente y conservación de la biodiversidad, que comparten con el país para mejorar las políticas actuales.

Citó como ejemplo la trazabilidad de estrategias y políticas para mitigar el cambio climático en Panamá, en la que puede tener en un mejor manejo de sus recursos por ser una nación más pequeña.

En el encuentro, la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo, dijo que la herramienta acercará la diplomacia a la comunidad científica que ha avanzado en innovación y tecnología, pero que aún falta para darla a conocer al mundo y que debe ser apoyada para que se conecte.

La actividad a la que asistieron los expertos, incluyó cuatro paneles sobre temas como: Medio Ambiente, Cambio Climático y Sostenibilidad; la Ciencia en la Diplomacia, Políticas Públicas y Política Exterior basadas en evidencia científica; La Diplomacia para la Ciencia. Proyectos Transnacionales de Investigación Científica; y Panamá, Conectividad, Innovación y Competitividad.

Esta estrategia diplomática cuenta con el apoyo de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología, el Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología; la Autoridad de Innovación Gubernamental, el Instituto Conmemorativo Gorgas, entre otras.