JOHNNY REDS  miercoles medio precio2
Slider
Df6Oth_X4AA9i2m.jpg

Expertos abordan fenómeno de la desertización en la Mitad del Mundo, Ecuador

EFE | "La tierra es valiosa, invierte en ella", es el lema de la convención que reúne hoy a expertos mundiales en la Mitad del Mundo, al norte de Quito, con ocasión del Día Mundial para Combatir la Desertización y que analizarán ese fenómeno creciente.

El 17 de junio fue la fecha designada en 1994 por la Asamblea General de la ONU con el objetivo de sensibilizar a los países del mundo y a sus ciudadanos sobre el estado y acciones prioritarias tomadas a escala global y nacional para revertir la desertización y degradación de la tierra y fortalecer la respuesta a la sequía. Entre los temas de interés que abordarán los participantes en el destacan las políticas y prácticas para el manejo sostenible de la tierra y la proyección de experiencias, así como la bioeconomía e inversiones para la gestión de terrenos y ejemplos de bioemprendimientos en el país andino.

Ecuador ha sido elegido sede de la convención anual que se celebra sobre la materia, convirtiéndose en el primer país latinoamericano en albergar este foro donde intervienen expertos regionales e internacionales y que busca promover la gestión sostenible de la tierra como uno de los pilares de bioeconomía. "Ha sido uno de los países en primera línea a la hora de lidiar con cuestiones como la desertización y la degradación de la tierra", señaló a Efe Pradeep Monga, delegado de la Secretaría Ejecutiva de la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertización (CNULD), y participante en el evento.

El responsable subrayó que los esfuerzos en los últimos años se centran en recuperar las tierras degradadas con el objetivo de impulsar las economías locales a través de la creación de empleos y la productividad. Ecuador promueve una economía biológica entre sus agricultores con el fin de difundir las tecnologías de gestión sustentable de la tierra, que mantiene su productividad, destaca esa Convención en un informe.

El país también persigue el Objetivo de Desarrollo Sostenible de lograr la neutralidad en la degradación de las tierras, paso previo a la desertización, lo que significa evitar, reducir y revertir el fenómeno para garantizar que la cantidad de tierra sana y fértil que existía en 2015 sea la misma en 2030 y se mantenga estable a partir de entonces, añade el documento.

El Gobierno ecuatoriano a través del Ministerio del Ambiente (MAE) realiza varios esfuerzos a nivel nacional para contrarrestar los efectos de la desertización, uno de ellos es el proyecto de inversión pública, Gestión Integrada para la Lucha contra la Desertificación, Degradación de la Tierra y Adaptación al Cambio Climático (GIDDACC). Este plan se aplica en las provincias de El Oro, Loja, Azuay, Tungurahua, Manabí, Chimborazo y Pichincha, sectores de extrema sequía, en los que se han rehabilitado 100 tajamares (lagunas o reservorios artificiales artesanales), y 30 pilancones (pequeños diques o muros construidos de forma artificial), de acuerdo a un boletín de prensa del MAE. El país tiene dos zonas desérticas: Palmira, con 111 kilómetros cuadrados y El Oro, con 186 kilómetros cuadrados, y tres en peligro de desertización, a sabe, la península de Santa Elena, Manabí y varios sectores de la región andina. Más de 3.000 millones de personas en todo el mundo, es decir, dos de cada cinco, están afectadas hoy en día por la degradación de la tierra y hasta 143 millones podrían verse forzadas a abandonar sus países antes de 2050 para escapar de la escasez de agua y la pérdida de productividad de la tierra debido al cambio climático, según estimaciones de la ONU.

 

  • Visto: 249