Una opinión sobre la actualidad en el PRD

HORA CERO, (Eduardo Reyes Vargas*).- Refundar: Reorganizar la estructura de una institución, organización, etc. para que funcione con normalidad.

Renovar Hacer que algo recupere la fuerza o la energía. Restaurar, remozar, modernizar

Con estas dos definiciones muy de moda, paso a emitir mi más objetiva reflexión sobre la lamentable situación que atraviesa el PRD.

En los años l996 y l999 publicamos dos artículos. Uno se titulaba "PRD y el Caballo de Troya" y el otro era "PRD ¿Renovación... o?

Expresábamos nuestra preocupación sobre el alejamiento de los principios social democratas de nuestro partido.

EL PRD como otros partidos que enarbolaban la ideología social demócrata desde entonces se enfiló en el l neoliberalismo. Fue nuestro partido que privatizo el IRHE, el INTEL y eliminó las jubilaciones especiales, el fondo complementario so pretexto del déficit en el programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la CSS.

Fuimos pendejos al dejarnos quitar los logros sociales.

Sobre el IRHE se alegaban deficiencias que no ha sido superadas por las actuales empresas eléctricas.

Años después las organizaciones financieras en un mea culpa hicieron la autocritica al aceptar que dichas privatizaciones no habían cumplido las metas y en unos países fueron apresuradas.

Actualmente en que se habla de empresas públicos privadas hay que retomar esa idea para rescatar en algo los ingresos de esas empresas estatales que aportaban como el Canal de Panamá sumas significativas que podían ser usadas en salud y educación, dos áreas descuidadas en nuestro país.

Las administraciones del Perez-Balladares y Martin Torrijos con algunos logros sociales no desviaron la ruta del PRD hacia su crisis.

La egolatría, las ambiciones, la traición, el clientelismo, los conceptos monárquicos de muchos dirigentes y bases del PRD han llevado a esta grave situación. Se convirtió en partido electorero que no se diferenciaba con los del pre- 68 y post-invasión.

Los valores ideológicos que no son más que valores éticos y morales desaparecieron del partido. La cultura de corrupción y transfuguismo se convertía en una nueva escuela.

Nuestra dirigencia temerosa a una realidad histórica, que nos unía al gobierno militar dejo que muchas mentiras sobre proceso revolucionario se fortalecieran y se convirtieran en verdades. Poco se explico a los jóvenes sobre logros reconocidos por organismos internacionales en materia de salud y educación. Dejaron que la manipulación de los medios de comunicación social triunfara. Por eso alguien se aprovechó y dijo que hacia mas en cinco años que en cincuenta.

Si hubo errores en los tiempos de los militares había que aceptarlos pero también señalar con firmeza el irrespeto a la Constitución luego de la invasión de EE. UU.

Si el partido quiere ser refundado o renovado todos esos vicios deben ser erradicados.

Su organización debe ser transformada en estructuras directivas pragmáticas.

Retomar la ideología social demócrata pero renovada.

Ello significa simplemente luchar por una verdadera democracia social, económica y política y no vivir dentro del sainete que vivimos en Panamá.

No descarto la formación de otro partido apegado a una verdadera corriente social demócrata como ocurrió en México con el PRI y el PRD. Hoy con el MORENA.

*El autor es médico