Querida prudencia

“Querida Prudencia, abre tus ojos. Querida Prudencia mira los cielos soleados. Hay poco viento, los pájaros cantaran, tu eres parte de todo esto”. –Extracto canción Dear Prudence de The Beatles (grupo musical británico)-


La prudencia en definición podría decirse como: Virtud cardinal que consiste en discernir y distinguir lo que está bien de lo que está mal y actuar en consecuencia, siendo esta un aforo, ¿Por qué nos cuesta ponerlo en práctica en nuestras vidas diarias?, simple, estamos acostumbrados a sentirnos con derecho a dar opiniones positiva o negativamente desde nuestra propia experiencia, es ese ego de creer saberlo todo y la necesidad de quererlo compartir, sin antes preguntar, dar una sugerencia no solicitada, recapitulemos, ser prudentes es saber escuchar.

 

 

Debemos respetar y poner en práctica nuestra inteligencia emocional, y no estar barullando y aunque no sea mal intencionado el comentario, este puede herir a la otra persona, cada uno de nosotros tenemos nuestra propia historia. Seamos empáticos con nuestro semejante, respetemos las decisiones de los demás, no sabemos las batallas internas de cada quien, seamos prudentes, dejemos de creernos con derecho propio de saber, que todo discurra… vive tu vida.

 


*El autor es docente.

 

 

Ernesto Maytín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 746