Escrito por Boris Perea el Publicado en Columnas de Opinión

Inundaciones

La inminente temporada lluviosa en Panamá nos alcanzó.


Los aguaceros de las recientes semanas han afectado a decenas de localidades y sus habitantes en el país siendo los casos más representativos las vías España, vía Argentina y calle Uruguay, en la ciudad de Panamá, sin minimizar lo sucedido en otras zonas.

 

Parece que esas vías están siempre en boca de las personas cada vez que se habla de inundaciones capitalinas. Hace semanas atrás vimos por todas las redes sociales, las imágenes y videos de avenidas anegadas, sumado al malestar generalizado de algunos ciudadanos. Pero, algo se debe hacer. El ser humano es ingenioso cuando quiere serlo y soluciona cualquier problema que parece imposible.


Ojalá las autoridades, a quienes les compete este tema, puedan encontrarle una pronta solución a este problema, ya que esto afecta a vecinos y comercios que son generadores de empleos de estos lugares que se han vuelto vulnerables a a las lluvias. Lo más preocupante es que pareciera que se construye (todo tipo de infraestructura comercial, pública y privada) para el verano.

 

No hay suficientes desagües ni hablar de canaletas para drenar las aguas. La planificación urbana debe priorizar el modelo de desarrollo eficaz y necesario para las ciudades panameñas, sino las aguas nos seguirán inundando.

 

Boris Perea
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
* Autor es fotógrafo.