Una herencia terrible

Pensar que un nuevo gobierno tendrá la magia de resolverlo todo, sería una grave equivocación. Panamá transitó del espejismo económico a otra realidad; o sea, la de un desfallecimiento financiero producto de una serie de malas decisiones para el país.

 

El gobierno de Varela contó por cinco años con los más grandes presupuestos en comparación con sus antecesores, y sin embargo, esa bonanza no se tradujo como era de esperarse en proyectos que impactaran la economía de los panameños.

 

Y aunque se busquen excusas, lo único cierto es que muy poco sectores se vieron beneficiados, mientras que el resto de la comunidad nacional jugó el papel de simples espectadores.

 

De allí la percepción de que estuvimos viviendo dos realidades. La primera, la de un gobierno que hacía mucho ruido al andar, y la otra, que solo se trataba de pisadas sobre ramas crujientes que solo sirvieron para vivir una economía imaginaria que hizo más pesada la carga de los que menos tienen.


Hubo entidades como el IDAAN, Aseo, Turismo, Obras Públicas, Tránsito, Salud, entre otras, que nos defraudaron a todos y que demostró una vez más que ningún país debe ser manejado con el amiguismo porque el gobierno no es una hacienda particular, sino el ente obligado a promover el desarrollo. Y es una lástima que esto haya ocurrido.

 

No porque el gobierno de Martinelli fuera mejor, aunque sí tenemos que reconocer que había una economía palpitante que contagiaba a todos con la esperanza de vivir mejores días.

 

Si hoy lanzamos una mirada hacia el sector salud, hay un delito de lesa humanidad que en algún momento alguien tendrá que explicar. Proyectos hospitalarios ya iniciados y con buen avance y que se quedaron estancados.

 

Otros que solo tenían que ser licitados y que se quedaron sin respuesta. En fin, la única esperanza que nos queda es que no se repitan los mismos errores y que las cosas, con el cambio presidencial, comiencen a mostrar vitalidad y eficiencia. Ojalá que así sea.

 

 Euclides Corro
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* El autor es periodista.

 

  • Visto: 487