Diabetes y una brújula

A menudo se compara el glucómetro con una brújula, al igual que éste antiguo instrumento de navegación, un buen glucómetro puede ser crucial para que llegues a feliz término en el manejo de tu diabetes o termines naufragando sin apenas haberte dado cuenta de lo que te ocurrió.

 

El uso de un glucómetro es indispensable para el buen manejo del diabético, pero, también, debes saber cómo elegir uno de los muchos modelos que hay en el mercado. Lo principal es que los consumibles estén presentes en el mercado local.

 

Adicionalmente debe tener una pantalla grande que te permita ver los números con facilidad y de ser posible que se ilumine para que los puedas ver en ambientes con poca luz.

 

Las baterías ideales son aquellas más comunes, aunque signifique un reemplazo más frecuente, a menudo también, será posible reemplazarlas en los lugares más insólitos y desacostumbrados.

 

La precisión del glucómetro, diferencia de lo que opina la mayoría del público, no suele ser un problema porque estos aparatos tienen que ceñirse a las disposiciones de las reglas ISO que determinan el rango de precisión que van a mostrar. Otro aspecto importante puede ser el precio, puesto que aquellos aparatos que tienen un mayor número de características y accesorios pueden tener precios mayores que aquellos básicos que sólo muestran el nivel de azúcar en la sangre.

 

Una memoria que guarde un gran número de medidas puede ser muy útil. Recuerda que periódicamente debes hacer revisiones de su nivel de precisión y compararlo con los valores que te dan en un laboratorio clínico de tu confianza. No hay glucometros malos, el peor glucómetro es aquél que no se tiene.

 

Dr. Edgardo Gaitán
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Instagram: @doctorgaitan

 

  • Visto: 484