Escrito por Ernesto Maytin el Publicado en Columnas de Opinión

Lo mejor está por venir

A veces, puede ser algo complicado salir adelante de una separación, y aunque nos cueste confesar en génesis, es fundamental mencionar que todo esto es una nueva oportunidad en la vida.

 

Así pues, luego de experimentar relaciones placebas, y habiendo pasado por el averno de mis frenesís, me enfrenté cara a cara con una realidad indefinible, con miedos superables… encontrando el amor a pesar de mis “malas mañas”.


Respeto, Comunicación, Tiempo… aspectos singulares del amor, tropecé con uno que me embeleso: la “Comunión”, que no es más que la conjunción insondable y leal, que sin importar la distancia que nos separe, subsiste por el sentido de pertenencia.

 

Ahora todos los días son buenos, se engendran nuevos proyectos juntos, albergando una actitud de prodigalidad y dedicación por la otra persona sin esperar nada a cambio, sabiendo que esa felicidad rebosante y la tranquilidad emocional que da el amar están toda la satisfacción.


Aprendí a reír junto a ella, descubriendo así que el amor no es un sentimiento más, es la verdad, la alegría, el respeto, la admiración, la amistad, son a veces eso besos, después de haberlo experimentarlo todo, concluyo, que nada es tan único que estar en los brazos de alguien a quien amas.


Ernesto Maytín III
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es profesor.