Escrito por Yalena Ortiz el Publicado en Columnas de Opinión

¿Tecnología al servicio de los usuarios?

La tecnología se ha convertido en una herramienta que utilizan cada vez más empresas para agilizar sus servicios, entre ellos la atención al cliente.


Aunque estas facilidades puedes reducir los tiempos de respuestas y los gastos de operaciones, si no se le da el debido seguimiento se puede convertir en una pesadilla.

 


Las líneas de denuncias a través de whatsapp o las aplicaciones en las que puedes avisar de desperfectos, en ocasiones solicitan un correo electrónico y de indicar que el “problema ha sido resuelto” impide la retroalimentación, por lo que de no estar complacidos deben crear un nuevo reporte.

 


Estos pasos inconclusos pueden causar frustración de las personas, y en lugar ayudar a la empresa ser causas de demandas y quejas, que al final se transformas en cuantiosas multas.

 


Es bueno utilizar métodos de verificación en los cuales tanto empresas como los usuarios se sientan satisfechos con los resultados. Una respuesta a tiempo preservará la relación entre clientes y comercios.

 


*La autora es periodista de Metro Libre

 

 

 

Yalena Ortíz
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.