Hemolacria

“Pienso en mesa y digo silla, entre mi sangre y mi llanto hay un puente muy pequeño y por él no pasa nada, lo que pasa es que te quiero” – Gloria Fuentes-.

 

Luego de una larga temporada alejado del pulpito literario, y dedicado a peregrinar íntimamente, entre calles adoquinadas y callejuelas… “Itzuli naiz”.

 

Luego de un poco más de diez horas de vuelo llego a mi primer destino, impulsado por percibir ese ambiente que llenara de nuevas experiencias aquel vacío que me inspirara.

 

Me detuve frente a una librería cuyo nombre me pareció alucinante “Traficantes de Sueños”, llenando mi bolsa de sueños y participar en un ameno debate colectivo que acababa de iniciar.

 

Tras unos días, otras nueve horas en tren hacia mi segundo destino “El Barrio Latino”, en Paris, otro sitio cargado de historia literaria, donde pude sentir el perfume de esa vieja generación de escritores como Marcel Proust, hasta pude jugar una partida de ajedrez.

 

Mi trayecto continuó, enamorándome a cada paso del lugar, escudriñando entre estantes libros ocultos a media lectura, que te obliga a tener nuevamente una cita ineludible con el lugar, cual amante efeba. 

 

Ahora la mi sangre corre por mis venas…y te sigo queriendo.



Ernesto Maytin III
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es docente.

 

  • Visto: 618