Cortizo es presidente en un Panamá polarizado

Laurentino ‘NIto’ Cortizo, con el 33% de aprobación es presidente de Panamá, tras una histórica elección en la que la población envió varios mensajes a los políticos.


Sin partido, Ricardo Lombana, sacó 20% de votos, expresión inequívoca del cabreo popular. Lombana es el líder de una masa y hay que reconocerlo, conquistó a gran parte del electorado joven, obreros e independientes, influyendo directamente en el estrecho resultado entre Cortizo y Rómulo Roux, candidato de Cambio Democrático y Alianza.

 

 


El independiente, también le arrebató la tercera posición al oficialista José Isabel Blandón, agria derrota de un buen candidato, castigado por un gobierno inoperante y más preocupante aún que ni el piso histórico del panameñismo le votó.

 

 


Aunque sumando votos de candidatos partidarios, alrededor del 73% aún encuentra en estas estructuras la mejor opción para el país, que más de 360 mil personas difieran como nunca antes, supone una reingeniería de partidos.

 

 

 

A Cortizo lo hizo presidente su membresía, por esto debe gobernar con humildad, armar gabinete capaz de cumplir grandes pendientes de país y buscar consensos en un Panamá polarizado, en el que se nos quiere dividir entre impolutos y corruptos.

 

 


Es posible que Nito sea el último esbozo de figuras de larga trayectoria partidaria, y según su desempeño, escribirá la primera página de una nueva y renovada historia de vida partidista o el epílogo de los mismos.

 


* La autora es periodista.

 

Guadalupe Castillero Noticias
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 890