Derechos humanos para todos

Como madre con una hija con discapacidad me uno al clamor de los miles de personas con esta condición en Panamá que claman por una accesibilidad para poder visitar un lugar o acceder a un servicio, independientemente de sus capacidades físicas y congnitivas.

 

Al encontrarnos en Campaña Electoral, diferentes organizaciones que conforman la Red Nacional de Discapacidad (REDIS) aprovecharon este ambiente para exigir la firma de un Pacto a favor de las personas con discapacidad y sus familias.

 

Pero me pregunto, ¿este será cumplido por el nuevo gobierno que asume el control de la administración pública el próximo 1 de julio de 2019 en nuestro país?

 

A mi consideración el nuevo gobierno electo el 5 de mayo, debe retormar la promoción de la accesibilidad en primera instancia en el sector público, estableciendo el uso de ciertas facilidades que ayudan a salvar los obstáculos o barreras de accesibilidad del entorno, para que las personas con discapacidad realicen la misma acciones que pudiera llevar a cabo una persona sin ningún tipo discapacidad.

 

De acuerdo a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, aprobado por los Estados miembros, como lo es Panamá, destaca la accesibilidad, derecho que implica la real posibilidad de una persona de ingresar, transitar y permanecer en un lugar, de manera segura, confortable y autónoma. Ello implica que las barreras de entorno físico deben ser suprimidas, estableciendo las adecuaciones requeridas.

 

Al referirnos a las adecuaciones en las infraestruturas, destaco los diseños inclusivos de manera de lograr soluciones arquitectónicas universales, como una rampa que debe tener la pendiente adecuada en ambos sentidos, la puerta del baño adaptado siempre abre hacia afuera del local o es corredera, cerradura que pueda girarse con facilidad (sin usar los dedos), servicios sanitarios con las dimensiones requeridas.

 

Para el próximo quinquenio, las personas con discapacidad y sus familiares en Panamá seguiremos combatiendo las barreras que causan la exclusión en la sociedad y urge el cumplimiento a cabalidad de las leyes y reglamentaciones establecidas para promover la independencia de esta población vulnerable, porque Todos Somos Iguales.

Sandra Sotillo Ramos
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Periodista y relacionista pública.