Un solo Panamá

La política es algo que apasiona al ser humano y el panameño no se queda atrás.  La política es parte de nuestras vidas, aunque algunos vivan indiferentes a sus vaivenes.

La política ejerce el dominio sobre las sociedades para bien o para mal. Para algunos sea convertido en una profesión, para otros es ocasional el interactuar con la política como puede ser el acto de votar en las elecciones.

 

Pero independientemente de nuestra posición personal o colectiva en la política, debemos ser tolerantes con todas las corrientes.
No existe excusa para violar la convivencia pacífica. Si bien es cierto algunos personajes activos en la política son cuestionables no es a través de la diatriba que se debe enfrentarlos.


Si existe indicios de delitos es la justicia quien debe actuar, respetando el debido proceso y la presunción de inocencia. Si por algún motivo sentimos que el sistema no está funcionando entonces debemos a través de los mecanismos democráticos buscar el cambio al sistema.


Esta es la forma como las sociedades que se rigen por sistemas democráticos evolucionan frente a todos los otros sistemas que parecen naufragaron. Existe un solo Panamá donde todos somos panameños y donde no todos tenemos, ni debemos compartir los mismos ideales, y se puede discrepar en la forma como se debe administrar el estado.

 

Nunca debemos olvidar que los políticos pasan, pero los amigos, los hermanos, los vecinos y todos los que convivimos en este bello país siempre quedan.


Gabriel Perea
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* El autor es asesor tecnológico.

 

  • Visto: 868