¿Otra vez sarampión?

Panamá tiene una buena cobertura de vacunación desde hace décadas ha ido mejorando día por día.


Sin embargo, el promedio nacional es desigual, afectando sobre todo áreas comarcales y otras alejadas de capitales de provincia.
Por esas circunstancias y otras, nuestras autoridades de salud deben siempre mantener vigilancia epidemiológica férrea. En países como Ucrania y Filipina, se han producido más de 80,000 casos.

 


En reciente publicación de STAT se proyecta preocupación sobre esta contagiosa enfermedad.

 

 


Siendo nuestra nación cada día país de tránsito, muchas veces informal, estamos expuestos al retorno de esa enfermedad que ha ido disminuyendo en el mundo. Más allá de los ataques realizados por diversos grupos en contra de las vacunas, nuestra nación debe continuar educando y convenciendo a grupos resistentes a vacunar a sus hijos. Igual debemos tener la certeza que las cifras de la vacunación obedecen a realidades y debe comprobarse en campo que ello ha sucedido.

 

 


Esos brotes en países lejanos y algunos cercanos nos alertan a mantener nuestra inteligencia sanitaria fortalecida.
Frente al cambio climático debemos prepararnos para mutaciones virales y resistencias a vacunas tradicionales.

 

 

 

 

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

  • Visto: 1162