La intención del voto

La intención es la voluntad que se posee para hacer efectivo algo que se desea. Ese deseo presente, motiva y genera una acción que desencadena en un resultado.

Trasladando esta definición unida a la palabra voto, es la voluntad de hacer efectivo el deseo de apoyo a un candidato en determinadas elecciones para que este alcance el escaño en la estructura de poder. Se hace presente la intención de voto cuando se realizan encuestas para conocer en el electorado, con quien votaría en una elección.

 

 

A medida que transcurre el tiempo para que se lleven a cabo las elecciones, entre las propagandas electorales, los debates, las conferencias, presentaciones de los candidatos, la acción de los medios sociales y de comunicación, la intención de voto puede pasar de un candidato a otro. Es importante conocer el perfil del candidato, su trayectoria política y como ser humano y el impacto social que haya podido lograr.

 

 

Que el candidato este lejos de la plaga de la corrupción, que este lejos de políticos de mala imagen, relacionados con hechos oprobiosos y que definitivamente califican para que incidan en el cambio de la intención del voto. La intención de voto debe ser bien pensada y no generada por impulsos ni por maquillajes solapados que encubren compra de conciencias que en muchos casos se escenifican en el recibo de insignificantes sumas de dinero.

 

 

La intención de voto debe ser natural, espontánea y sustentada por valores y principios inmersos en cada persona y que manifiesta de forma secreta apoyando a quien considera la mejor opción de las diferentes alternativas que se le han presentado. La intención de voto y el voto en esencia, es la expresión de la democracia en donde los ciudadanos tienen la posibilidad de escoger a las autoridades pero que sea bajo un esquema de valores y de ideas, aunque en la mayoría de los casos se produce por determinados intereses.

 

 

En Panamá, llevamos décadas de estar quejándonos porque los políticos no han cumplido con promesas electorales que han sido grandes mentiras y engaños.

 

Existe gran descontento en la población porque no ha habido respuestas concretas en materia de salud, educación, seguridad, agro y la canasta básica entre otros.

 

 

Por esta vez y en adelante, escojamos al mejor, al de mayor probidad e interés de trabajar por las mayorías.
* El autor es abogado y criminólogo.

 

 

Omar O. López Sinisterra
mailto:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

  • Visto: 795