Experiencia y creatividad, dos armas para progresar

Estoy convencido que merecemos un mejor Panamá, una ciudad más próspera, con nichos de oportunidades y sobre todo un país más igualitario… Sin duda, ese es el anhelo de los que conformamos esta sociedad, o por lo menos, de los que estamos cansados de lo mismo.

 

Lamentablemente, vivimos inmersos en altos niveles de delincuencia, falta de un adecuado desarrollo social, carencia de alimentos, mala gestión de los gobiernos que acarrea corrupción y mala aplicación de las leyes, bajos niveles de educación, entre otros aspectos, que son los principales problemas sociales que se pueden encontrar a lo largo de toda Latinoamérica, y de los cuales nuestro pequeño territorio no es excluyente.

 

No obstante, durante la visita del papa Francisco a nuestro suelo patrio, al asegurar que los abuelos también tienen presencia y pueden “armar líos”, aumento mi creencia de que, si unimos la experiencia con la mente creativa de los jóvenes, podremos lograr grandes cambios.

 

Ejemplo de ello, para que un equipo deportivo lleve un liderazgo, necesita de alguien que ya tenga rutina y recorrido, por otro lado, en las escuelas, los educadores trasmiten a sus alumnos lo que ellos han aprendido a lo largo de su vida…

 

Entonces, preguntémonos, ¿Qué podríamos hacer nosotros, si combinamos lo que queremos para las futuras generaciones, y los proyectos que fueron exitosos en el pasado?


De eso se trata, no cometer los mismos errores de años atrás, sino rescatar lo positivo, reforzarlo con las nuevas ideas y lograr unificar los cambios que queremos. Ya basta de lo mismo, es hora de poner en marcha nuestra propuesta de país, como sociedad, y hacer presencia sin exclusión alguna, más en este año electoral. ¡Es ahora o nunca! 

Daniel Araúz
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* El autor es periodista.

 

  • Visto: 745