La pobreza poética

Muchos canales de televisión y cuentas supuestamente de ‘influencers’ panameños se dedican a subir imágenes de personas pobres, pero sonrientes, para aumentar la cantidad de likes, una práctica que es calificada por algunos como algo inmoral, pero que tiene la finalidad de apelar a la empatía de los cibernautas y así ganar adeptos a sus redes.


Le pregunto a quienes comparten este tipo de contenido, tanto manejadores de redes como usuarios comunes ¿cambiarían un día de su vida por la de los pobres de las fotos?, no verdad, porque están cómodos hablando de lo increíbles que son estas personas, pero eso sí detrás de un computador o celular hablando de lo felices que son quienes no tienen nada para vivir, pero se esfuerzan, porque eso les toca.


El romantizar la pobreza solo beneficia a quienes tienen un poder adquisitivo por encima de la media, ¿por qué? Porque exalta a las personas que se ven obligadas a tener hasta tres trabajos para mantener a sus hijos o llevarse algo al estómago, los personifica como una especie de héroes y justifica que eso es lo que deben hacer, porque son pobres, nacieron pobres y les toca sudar cada dólar.


En realidad se deberían centrar en los esfuerzos para crear políticas inclusivas y mejorar la calidad de vida de forma integral con educación.  

 

Gina Arias
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* La autora es periodista de Metro Libre.

 

  • Visto: 694