En tiempo de política

La política criolla se pondrá buena, candente, entretenida y para los que nos gusta comentar, compartir y crear es mejor tener claro algunos conceptos como que es calumnia, injuria y sarcasmo para no quedar subiendo y bajando escaleras por un alegre meme o un tweet.

 

La calumnia ofende el honor de un ciudadano que es acusado de un crimen y la injuria el honor subjetivo, que trata de las cualidades del sujeto. Tanto la calumnia como la injuria son crímenes contra el honor de las personas.

 

Estos conceptos suelen ser considerados delitos contra el honor de la persona y están previstos judicialmente por el código penal y son sometidos a sanciones, como penas y multas.

 

El sarcasmo es una burla pesada con la que se pretende dar a entender lo contrario o manifestar desagrado. Es una ironía mordaz, un comentario hiriente que ofende o maltrata. La palabra, como tal, procede del latín sarcasmus, que a su vez proviene del griego sarkasmós, que significa, literalmente, ‘mordedura de labios’.

 

El sarcasmo, en este sentido, es una especie de ironía humillante y provocadora que, a veces, raya en el insulto. A menudo, un comentario sarcástico puede resultar cruel a tal punto de ofender al destinatario y hasta meternos en verdaderos líos.

 

Conociendo esos tres conceptos debemos tener claro que podemos en alguna forma expresar nuestro sentir sarcásticamente pero no podemos cruzar la línea de ofender y calumniar puesto que todos nos merecemos respeto, aunque algunos merezcan su lluvia de sarcasmos.




Gabriel Perea
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* El autor es asesor en tecnología.

 

  • Visto: 578