Tos, ¿mecanismo de defensa o molestia?

La tos es un mecanismo de defensa que utilizamos para eliminar partículas de las vías aéreas. Es decir, en general, es un aliado de nosotros, cuyo objetivo es mantener las vías aéreas despejadas.

 

Las causas pueden ser múltiples, pero en general las clasificamos como inflamatorias (infecciones, asma o cáncer), alérgica, cambios bruscos de temperatura, tabaquismo o como efecto secundario de algunos medicamentos.


La tos aguda dura menos de 3 semanas y la crónica dura más de 8 semanas. Esta última, generalmente “seca” o no productiva, suele deberse a asma, reflujo gastroesofágico o goteo postnasal.

 

Cuando la tos es productiva, no necesariamente es bueno eliminarla, ya que es un mecanismo de defensa para eliminar las secreciones. En estos casos, es mejor tomar agua para suavizar estas secreciones y facilitar su expulsión.

 

Es muy importante que las personas sepan que toda tos que permanezca, a pesar de las medidas de tratamiento convencionales, por más de 3 semanas, debe ser estudiada en forma adecuada por un médico.


Hoy sabemos que alrededor del 12% de la población sufre de tos crónica y que esto es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Es una afección que puede mermar la calidad de vida y la productividad ya que suele producir insomnio o al menos, sueño no reparador.

 

Generalmente es tos seca y que produce irritación de la garganta, lo cual añade una molestia más a la incomodidad de la tos.

 

El principal factor de riesgo es el tabaquismo que alcanza, inclusive, al fumador pasivo. Pero también existen otros factores de riesgo como el sobrepeso/obesidad. 

Miguel Antonio Mayo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / @mayogastro

 

  • Visto: 825