Tragicomedia al gusto

A veces me pregunto si vale la pena tocar el tema de la justicia en nuestro país, cuando es un secreto a gritos que el sistema está contaminado. Por una parte no goza de credibilidad y por tanto, de seriedad. Sus interlocutores son funcionarios que no son plena garantía de una justicia que no sea selectiva.

 

 

Hemos llegado a extremos donde pareciera que ya a los panameños no nos importa que los culpables sean castigados porque no sabemos si realmente lo son, o al contrario, forman parte de una inaceptable persecución política.

 

El jueves último se nos anunció una conferencia de prensa donde finalmente, después de dos años, se darían detalles sobre los sobornos de empresa brasileña y la lista de los involucrados. Lamentablemente una vez más fuimos decepcionados.

 

A tal extremo, que si esto mismo hubiera ocurrido en otro país, la mayoría hubiera lanzado una carcajada; pero como se trataba del nuestro, de seguro que a muchos nos dio ganas de llorar. No fue para menos. Imagínense que a la fiscal Zuleyka Moore, la misma que fue propuesta para ser magistrada de la Corte Suprema y que a Dios gracias los diputados la rechazaron, nos regaló una “perla legal” que me imagino será objeto de análisis e incluso, de investigación para alguna tesis de graduación.

 

Dijo: “Imagínense que nosotros traigamos a declarar alguna persona y le digamos: tú tienes que con esto y nos diga que sí, pero sin pruebas”. Se me ocurre comparar con aquel marido que le dice a su esposa que la engañó con otra mujer y ella le diga: “si no me traes una prueba, no te creo”.

 

Esperar tanto tiempo para escuchar sobre una investigación segmentada en contra de los gobiernos anteriores, mientras que del actual nada se nos diga. Una vez más el Ministerio Público contrario a "los tres monitos” solo ve, oye y dice lo que le conviene.

 

Siento pena por la Señora Procuradora que una vez más no dio la cara para evitar las preguntas de los periodistas. Un acto de cobardía porque se siente más cómoda declarando a través del twitter o del YouTube. Así es nuestro país.

 

* El autor es periodista.

Euclides M. Corro R.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 417