Subsidios mal dirigidos no son efectivos

Los subsidios se definen como una ayuda o un estímulo que realizan los gobiernos para que los ciudadanos tengan acceso a bienes y servicios. La mayoría de subsidios a nivel mundial, son dirigidos con fines sociales para mejorar aquella situación adversa en personas clasificadas dentro de la pobreza.

Los subsidios por definición no son malos, al contrario, apoyan al desarrollo de las personas, y les permite tener acceso a necesidades básicas.

El problema, es cuando son mal dirigidos y se destinan de manera indefinida, ya que su efectividad se logra cuando es temporal. De lo contrario, no tendría incentivos a mejorar porque sabe que el Estado siempre responderá por él. En el caso de Panamá cuenta con dos renglones importantes, uno es el programa 120 a los 65 que compone el 22.7%, y beca universal que compone el 23.5%. Ambos representan casi el 50% de subsidios.

Es necesario considerar las perspectivas a futuro y evitar que se utilicen con fines políticos.

El programa 120 a los 65, si no se mejoran las condiciones laborales, reduciendo desempleo juvenil e informalidad actuales, la cantidad de beneficiados crecerá notablemente, de manera progresiva. Esto representa un gran gasto para el país, por ejemplo, menos recursos en educación y/o salud. Mientras si se busca excelente educativa, en dicho subsidio de beca universal, deben contemplarse las mejoras en las calificaciones, para mejorar cobertura, pero también calidad.
*El autor es economista, consultor y docente.

 

Luis Alberto Morán
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 443