“Iniuriam tempore”

  • Ernesto Maytín
Ernesto Maytin |

Si nos preguntáramos, cuantos momentos malos hemos pasado ella vida, seguramente no podríamos dar una cifra exacta, por innumerables. Pero tranquilo, estos son parte de nuestra vida.

La vida se nos puede tornar un poco difícil para nuestro beneficio, para hacernos más fuertes, más astutos y sabios.

 Siendo breve en mis líneas, sentirse atrapado en un lugar por los próximos treinta o cuarenta años de nuestras vidas propensos a sufrir en el trayecto de Encefalomielitis Miálgica y unos cuantos sueños postergados,  esperando un puntapié en nuestro trasero que nos impulse a salir de nuestra zona de confort (donde nada crece), y simplemente sacudir nuestras rodillas, tomando las riendas de nuestras vidas, haciendo los cambios necesarios para poder vivir felices con nosotros mismo.

Saben, que la vida no se mide por las veces que respiramos, sino por los momentos en los que nos quedamos sin aliento, ya no como espectadores, sino como protagonistas de cada evento de nuestra vida, cambiando así ese “Iniuriam tempore”, [momento equivocado] por “singularis temporis” [Tiempo adicional], sin duda solo estamos a un solo paso de conseguirlo.

No actuemos bajo nuestras emociones, actuemos solo después de haber meditado sobre todo los posibles resultados, que comenzaran después de nuestra 
decisión.

Ernesto Maytín III
[email protected]
*El autor es profesor.