¿Qué nos está pasando? Parte 1

He entrado en una fase de introspección, tratando de encontrar en mi interior las razones que hacen que esta comunidad política no sea capaz de mirar de manera adecuada los movimientos políticos que se pretenden realizar, en aras de lograr el mejor candidato y por consiguiente, el mejor presidente.

Nuestro partido, el Partido Revolucionario Democrático, ha sabido, históricamente, satisfacer las expectativas del electorado panameño. No en vano, se impone el concepto “cuando el PRD gobierna a todo el mundo le va mejor”.

El problema radica en el hecho que, el desgaste político del partido, en términos generales, sin que exista la mínima conciencia de esta realidad, por parte de algunos de sus miembros, les impide hacer movimientos políticos asertivos. En otros, la falta de visión colectiva les hace actuar de manera individual, sin considerar, como, la acción u omisión afecta o puede afectar un colectivo y en el peor de los casos una nación.

Una nación que se debate entre mantenerse rumbo al despeñadero o hacer un alto y realizar un golpe de timón necesario e impostergable. En este momento, algunos precandidatos a presidente, están adoptando posiciones que impiden ver con claridad los beneficios de una medida de consenso, que se hace necesaria para poder hacer los correctivos en un pais que, despues de los años 90 ha tenido desarrollo, ahora disminuido por la corrupcion. Escojamos un candidato con experiencia y conocimiento.

Daniel Ábrego
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
*El autor es especialista en Medicina del Trabajo