“El efecto Federico”

Pocas veces tienes oportunidad de salir de la agenda regular para hacer docencia sobre las bondades de la profesión más maravillosa que conozco, el periodismo, y en esta ocasión me refiero al derecho a réplica que consiste en que toda persona que considere que una información publicada no le es favorable tenga oportunidad de exponer su versión en la misma plataforma y con iguales condiciones y ningún medio de comunicación, ni periodista debe eludir esta responsabilidad.

Desde la perspectiva de comunicación y gestión de crisis lo recomendable es hacer siempre uso de la réplica, ya que el riesgo de callar es que otro tome la palabra por usted, y como ejemplo le menciono el “efecto Federico”, un caso que discutí en España mientras me especializaba en comunicación política y da cuenta que tras un lamentable accidente de tren, un vecino que conoció los hechos fue el único en hacer uso de la palabra para referirse a las afectaciones y fue tanta la espectacularidad que imprimió al caso “el tal Federico” que provocó una dispersión informativa, pero solo generada por el silencio de la fuente oficial en el hecho.

La concepción de la profesión periodística es tan loable que no deja espacio para vacíos, los recursos siempre le están dados a las fuentes solo es cuestión de que se decidan a aprovecharlos.

Guadalupe Castillero
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* La autora es periodista.

 

  • Visto: 525