No culpes al pasado

Las experiencias pasadas son determinantes en los patrones del pensamiento, pero no deben afectar nuestra salud mental. Descubrir que existen muchas puertas de escape para el dolor es satisfactorio, pero lo es aún más poder saber enfrentar los percances cara a cara.

Estos días han sido extraños, han transcurrido deprisa como impulsados por la corriente.

La vida sin duda ha sido mi mejor maestra…y mi diploma ha sido lanzarme al vacío sin temor, no tengo la menor idea de cómo he llegado hasta aquí, aún me falta otros miles de kilómetros que recorrer. Hoy estoy muy cerca del mar en un rincón cuyo nombre quiero guardar, una leve melodía me hizo sollozar, en esa búsqueda de ese lugar donde el piélago se una con él firmamento…conociendo un montón de gente, incluso a mí mismo… Mi guitarra de 5 cuerdas aún gimotea por las noches, tratando de ocluir mis cicatrices…y yo mientras tanto continuo viviendo, bailando, cantando, riendo, llorando, viajando, disfrutando de mis hijas, dejándolas volar, leyendo, amando intensamente y creyendo que todo esto va a valer la pena; despertando solo en un pueblo desconocido, sabiendo que la vida toma sentido al final de mi zona de confort.
*El autor es docente.

Ernesto Maytín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • Visto: 725