La residencia fiscal en Panamá

La residencia fiscal es un término utilizado para determinar la residencia o jurisdicción a la cual está sometida una persona – natural o jurídica – en materia tributaria.

Importante es tener claro que el simple hecho de tener un estatus migratorio de “residente” no conlleva de forma inmediata a poseer la residencia fiscal en la República de Panamá.

Obtener una certificación de residencia fiscal es de suma importancia, ya que le permite acreditar que usted es residente fiscal en Panamá y por ende puede aplicar a los beneficios ofrecidos por los convenios para evitar la doble imposición firmados por la República de Panamá.

Para poder solicitar ante la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas una certificación de residencia fiscal, una persona natural debe demostrar que permanece en territorio nacional por lo menos 183 días, corridos o alternos, en un año fiscal o en el año inmediatamente anterior.

Además, la persona debe demostrar que posee un domicilio permanente en Panamá.

Cuando se trate de personas jurídicas, debe probarse que la empresa está inscrita en el Registro Público de Panamá y que cuenta con medios materiales de dirección y administración dentro de Panamá; esto se logra mediante la presentación de diversos documentos que reflejen la vinculación de la empresa y sus actividades con Panamá.

Virna Luque
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
* La autora es abogada.

 

  • Visto: 544