¿Migraciones, humanismo o careta?

Son asombrosas las recientes cifras de migraciones irregulares y forzadas que llegan a Europa de distintos países de continentes cercanos. Ocasionan muertes que no respetan edades. Sus tumbas en el mar.

Gobernantes irresponsables de países con excelentes recursos que ocasionan esas” huidas”, que llamamos migraciones. Ante el silencio de quienes se benefician con ello. Algunos países los reciben. Aunque Europa pareciese estar llegando a un límite en esa aparente filantropía. Tema principal de debate político y electoral.

Causa de bruscas oscilaciones ideológicas. Pregunto: ¿Existe tal amor al prójimo o es solo para suministrar mano de obra barata para algunas de esas naciones? Reconozco que existen algunos países con problemas de poblaciones envejecidas que necesitan la juventud, pero aún en transición demográfica.

Es consecuencia de los desgobiernos de donde migran o es parte de un plan de la globalización de poderes ocultos?. O están ambos de acuerdo? Llama la atención su incremento algo desproporcionado.

Panamá no está exento de ello. Ya se observan dificultades de empleo en los panameños jóvenes ante presencia de extranjeros. Y en algunos casos disminución de salarios. Esas situaciones fortalecen la xenofobia, embrionaria en Panamá. Los próximos gobernantes de nuestra nación deben poner atención especial a este tema. Deben ser migraciones ordenadas y seguras. Las desmedidas importaciones agrícolas si se hiciese analogía a” las humanas” ya sabemos lo que ocasionan.

Invito a leer: “Panorama de la Migración Internacional en México y Centroamérica”, publicación de CEPAL.
* El autor es médico.

Eduardo A. Reyes Vargas
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.