Los intocables

Las medicinas, la gasolina y la importación son parte de la avaricia de la plutocracia, son los intocables a los cuales ningún gobierno confronta. Las medicinas la maneja una mafia, el Seguro Social es la fuente de los mayores ingresos.

Los ciudadanos somos víctimas del constante aumento de los productos que ellos manejan especulativamente, nunca ha existido un control de precios.

El envenenamiento masivo del Seguro Social es reflejo de su poder, los verdaderos responsables son intocables. Las medicinas es un negociado sin riesgos, todo es ganancia. Ningún diputado se atreve a presentar las leyes para regularlo.

La gasolina baja centavos y aumenta cuando el coste internacional disminuye considerablemente. El lucro es sin riegos. La súper elite maneja la diosa de la fortuna. Cristóbal Colón expresaba con oro se puede comprar el cielo; y agrego, la justicia.

La importación es un botín al estilo de Francis Drake, pocos se hacen millonarios sin correr riesgos. Desde mi niñez recuerdo que ya se debatía las concesiones políticas y amicales para ganarse el derecho a importar. Los productores agropecuarios son los mayores afectados.

Los campesinos y empresarios sufren las condiciones climáticas, enfermedades y vaivenes del mercado. Los productores sí corren riesgos y carecen de la protección gubernamental.

Nito Cortizo y Jorge Arango renuncian ante la impotencia de desarrollar una política de estado que garantice la soberanía alimentaria; llegará el momento cuando nadie nos venderá los productos básicos del consumo nacional.

La plutocracia emigrará a mejores lares y dejará a Panamá con las plagas bíblicas.
Los candidatos presidenciales, los aspirantes a diputados nunca van a plantear la regulación de las medicinas, la gasolina y la importación, son temas prohibidos por los intocables.
La usura del capitalismo salvaje.
* Docente y escritor.

 

Ricardo Arturo Ríos Torres
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.