El riñón de los hipertensos

Los riñones son unos órganos que entre otras cosas, se dedican a filtrar la sangre para poder “limpiarla” de algunas sustancias que se acumulan y que deben ser desechadas por el organismo a través de la orina. Además, mantienen el equilibrio de los electrolitos y la cantidad de líquido en el cuerpo.

 

Cuando los riñones se dañan, empiezan a permitir el paso de proteínas a través de ese “filtro” y esto altera la cantidad de líquido expulsado por la orina.

Este cambio (filtro de proteínas) es uno de los primeros que ocurre en el daño renal irreversible.


El por qué se desarrolla daño renal en unos hipertensos y no en otros depende de algunos factores de riesgo como son: el mal control de la presión arterial (se debe mantener 125/70), obesidad o sobrepeso, tabaquismo, presencia de diabetes concomitante, etnia (la etnia afroamericana es más propensa al daño renal por la hipertensión, de hecho tiene 6 veces más riesgo de sufrirlo que la etnia blanca).

Una vez se desarrolla el daño renal terminal solo nos quedan tres tipos de terapia, el trasplante renal o la diálisis en sus dos modalidades (Hemodialisis y diálisis peritoneal). Esto disminuye la calidad de vida del paciente y sus familiares.

En fin, lo ideal sería evitar el desarrollo de hipertensión arterial, pero como podemos tener el riesgo genético de desarrollarla, es importante mantener controles adecuados de presión arterial. Esto con estilos de vida saludables y medicamentos (hay algunos que son demostrado proteger el riñón de los hipertensos de daño terminal).
*El autor es ministro

Miguel A. Mayo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Instagram: @mayogastro
Twitter: @mayogastro

 

  • Visto: 404